Inicio “No podía seguir adentro sin decir nada”: Alicia Pérez Duarte

“No podía seguir adentro sin decir nada”: Alicia Pérez Duarte

Por Lourdes Godínez Leal

La no consignación de responsables en el caso de las mujeres violadas por policías en Atenco, aún cuando hay elementos suficientes para hacerlo, su retiro del Sistema Nacional para Prevenir, Erradicar y Sancionar la violencia contra las Mujeres y el fallo de la Suprema Corte en el caso de pederastia denunciada por la periodista Lydia Cacho, fueron los detonantes para que Alicia Elena Pérez Duarte, hasta el viernes Fiscal Especial para delitos violentos contra mujeres, renunciara.

En un “acto de congruencia” como ella misma señala en entrevista con Cimacnoticias, la doctora en derecho, quien fungió durante 22 meses como Fiscal Especial para investigar actos de violencia contra las mujeres en el país (Fevim), afirmó que “eran elementos preocupantes que no podía seguir pasando por alto en aras de cobrar un sueldo”.

“Yo no podía seguir adentro sin decir nada y pretender que puedo defender a las mujeres frente a estos mismos elementos, por eso salgo”.

El 29 de noviembre pasado, la ex Fiscal fue notificada a través de una copia de oficio por parte del Procurador dirigida al Instituto Nacional de las Mujeres, de “la salida” de la Fevim del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la violencia contra las mujeres, que mandata la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

“Si en la PGR existe una instancia especializada en este tema y además somos quienes hemos estado promoviendo, asesorando a las otras instancias que tienen que ver con el sistema, de la noche a la mañana nos quitan la voz”.

DEJO UNA INSTANCIA SÓLIDA

Cuestionada sobre si la instancia que dirigió durante 22 meses tiene futuro, la feminista afirmó que “la Fevim está sólida”, por lo que no considera que pudiera desaparecer ya que tendría que llegar “alguien verdaderamente nefasto” en el sentido de que obedeciera a “ciertos intereses”, sin una idea clara de lo que significa la perspectiva de género y con el interés de “golpear” lo hecho durante su paso por la instancia.

Aunque no se ha hecho un pronunciamiento oficial por parte de la PGR sobre la persona que ocupará el cargo de Fiscal, ha trascendido y Pérez Duarte así lo manifestó, que la ex comisionada para Juárez, Guadalupe Morfín Otero, podría ser su sucesora.

PENDIENTES

Los casos emblemáticos manejados por esta Fiscalía especial, perteneciente a la PGR, fueron las violaciones sexuales que cometieron policías contra mujeres durante los operativos del 3 y 4 de mayo de 2006 en Atenco; los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez y Chihuahua, y el caso de las mujeres violadas por militares en Castaños, Coahuila, en julio de 2006.

Sobre el primer caso, Pérez Duarte afirmó que no hay elementos para vincular lo federal con las agresiones que sufrieron las mujeres en los operativos.

“Siempre he sido muy clara, y lo fui con las mujeres que denunciaron, que de su denuncia, por lo que a la fiscalía corresponde, no había elementos para vincular lo federal con las agresiones que ellas sufrieron, lo saben ellas perfectamente bien”.

Cabe recordar que 26 mujeres fueron violadas por policías en estos hechos, según constató la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de las cuales, únicamente 13 presentaron una denuncia formal en la fiscalía presidida entonces por Pérez Duarte.

De estas 13, en dos casos faltaba realizar el peritaje correspondiente aplicando el protocolo de Estambul, que sostuviera la tesis de tortura.

Pérez Duarte afirmó, tal y como lo hace en su carta de renuncia dirigida al procurador Eduardo Medina Mora, que entregó a éste un proyecto de consignación sobre Atenco.

“Faltan dos peritajes que sabemos que están listos y, sin haberlos leído, son positivos, es decir, hubo tortura”, aseveró.

Por eso, a su juicio, sí se puede hacer una consignación en el ámbito federal o bien, se le puede entregar al Estado de México (la investigación) ya integrada y ésta la tendrá que tomar en cuenta para sancionar a las personas que fueron responsables de la tortura.

“Le dejo a Medina Mora todos los elementos para que él pueda, sepa, que está demostrada la tortura y que está listo para consignar”, sostuvo la abogada.

No obstante, por la “envergadura y dificultad” en los casos de pederastas de Cancún o el de Atenco, no se pudo consignar, insistió la ex Fiscal.

Sobre el Caso de Castaños, Alicia Elena Pérez Duarte, lo visualiza como un gran avance en materia de perspectiva de género por la sentencia condenatoria lograda para 3 de los militares implicados en la violación de 14 mujeres.

RETOS CUMPLIDOS

Desde su perspectiva, los retos que se propuso al asumir el cargo en febrero de 2006 se cumplieron. El primero, referente a que las mexicanas tuvieran una imagen distinta de la procuración de justicia y el segundo, aplicar al 100 por ciento los convenios signados por México en materia de género.

“Demostramos que aplicando la perspectiva de género en el tema de procuración de justicia parte del hecho de creerles a las mujeres, lo demostramos en todas las consignaciones que hicimos en estos 22 meses”.

Y agrega: “por percepción de impunidad me estoy saliendo y el impacto más grave que tiene la decisión de la Corte nos genera a todo mundo la percepción de absoluta indefensión e impunidad de los agresores”.

“Ya tendremos tiempo de hablar y de seguir generando conciencia y lazos y redes para luchar contra ésta”, concluye Pérez Duarte.

07/LGL/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content