Inicio » No prospera demanda de trabajadora contra Multivisión

No prospera demanda de trabajadora contra Multivisión

Por Hypatia Velasco Ramírez

Las negociaciones con la empresa Multivisión para que pague la liquidación a Cynthia Ortiz, quien fue despedida injustificadamente en 2002, se han roto, por lo que ella continuará con la demanda que presentó hace 5 años y la cual prevé durará un año más.

De acuerdo con Cynthia, quien trabajó como Gerente de Proyectos Especiales de Plaza y Filiales de MVS y fue despedida en 2002 por solicitar el mismo salario que percibían los varones por el mismo cargo, no pudo llegar a ningún acuerdo con la empresa, que en un principio sólo le ofrecía 350 mil pesos cuando el total de la liquidación es de 1 millón 700 mil pesos, aproximadamente.

Es así como se desquebrajó el diálogo que venía sosteniendo con la empresa a la que demandó ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para que fuera reinstalada, reconocida como Gerente de Proyectos y le pagaran de acuerdo con ese puesto.

“Me siento desesperada y no me quiero desesperar porque sé que es la estrategia de la empresa, pero más de 5 años en este proceso ya es desesperante”, dice.

Su demanda ha avanzado de manera lenta dentro de la JFCA, e incluso algunas audiencias han debido posponerse, tal como la que se realizaría a principios del mes de noviembre y que fue aplazada para el 24 de enero de 2008, pues uno de los testigos de MVS no se presentó.

Pero además de las trabas que enfrenta su proceso, hoy en día Cynthia se ha visto impedida para laborar nuevamente.

“He hecho algunas asesorías, es lo único que he podido conseguir. Realice exámenes (de admisión) para la Secretaría de la Función Pública. Me llamaron para que entrara a trabajar, firmé contrato y cuando me tenía que presentar ya se notaba mi embarazo y entonces ya no me aceptaron”

Y aunque no se le explicó que no era aceptada por su condición de gravidez, Cynthia señala que eran 8 las personas que se integrarían a dicha Secretaría, sin embargo “yo fui la única que no entró”.

También intentó ingresar en UPS, una empresa de mensajería transnacional, donde en un principio fue aceptada. No obstante, narra, cuando debía firmar el contrato “me preguntaron si tenía algún proceso legal de divorcio o laboral, tuve que poner que sí, por lo cual tampoco se dio el trabajo en dicha empresa”

“Las demandas afectan, y los trabajos que he tenido han sido porque yo los he hecho como asesora externa, donde no me piden papeles, ni me tienen que dar de alta. Pero de una manera formal no he podido conseguir trabajo alguno”, concluyó.

07/HVR/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: