Inicio » Nueva ley de aborto acabará la “costumbre” del clandestinaje

Nueva ley de aborto acabará la “costumbre” del clandestinaje

Dominada por “liberales”, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) espera legalizar el aborto en unas semanas, lo que rompería en la Ciudad de México con la costumbre, vigente en prácticamente toda América Latina, de que la mujer busque clínicas ilegales y parteras para dar término a los embarazos no deseados, dice el New York Times en su edición del sábado pasado.

Pero la medida por aprobarse provocó el vicioso debate que fomenta la iglesia católica por todos lados, desde las cenas familiares hasta la oficina del presidente.

Incluso celebridades y políticos se han puesto en ambos lados, lanzándose dardos verbales unos contra otros, y tanto católicos como grupos feministas han realizado protestas y marchas, dice el diario.

La aprobación de la ley es innovadora en la región latinoamericana, pues sólo en Puerto Rico, Cuba y Guyana la mujer puede abortar, bajo cualquier circunstancia, dentro del primer trimestre del embarazo.

En tanto que en tres países, Chile, Nicaragua y El Salvador lo prohíben y no hay excepción alguna.

Destaca el diario que el procedimiento, de aprobarse la nueva legislación, será gratuito en los centros de salud y que los hospitales privados pueden ser requeridos para dar esa atención. Además, señala la objeción de conciencia, incluida en la ley, que permitirá a los médicos decidir, de acuerdo con sus consideraciones religiosas o éticas, participar o no en una intervención de interrupción de embarazo.

El NYT explica que en tanto líderes católicos y jerarcas de la iglesia han denunciado que la práctica del aborto implica “matar bebes” y que esa ley provocará violencia en contra de los doctores que estén de acuerdo en proporcionar ese servicio. Incluso dice que un grupo de abogados católicos están impulsando un referéndum en la Ciudad en torno al tema, esperando así impedir el voto de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

Este debate, indica el NYT, amenaza con revivir la tensión que existió entre Felipe Calderón, conservador que se opone al aborto, y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática, cuyo candidato perdió por un escaso margen las elecciones del año pasado y quien continúa sin ceder en sus posiciones.

Calderón ha tratado de estar por encima de la lucha, declarando la semana pasada “estoy por la defensa de la vida”. En tanto, el Secretario de Salud e integrantes del Partido Acción Nacional están trabajando directamente en el tema, proponiendo otra serie de leyes, que mejoren la educación sexual y subsidien a madres con otras alternativas, dice el rotativo.

Por su parte izquierdistas y grupos feministas acusan a sus oponentes con querer no ver la realidad del problema. Ellos dicen que millones de mujeres aquí y toda Latinoamérica ignoran la ley y escogen abortar, muy a menudo en clínicas no autorizadas o con comadronas en casas particulares, corriendo riesgos de infecciones, esterilidad y muchas veces mueren.

La votación para la legalización del aborto esta programado para el 19 de este mes y se presume que pasará con la votación de 66 miembros de la legislatura. El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, “dice que lo firmará”.

En tanto, Liliana Sepúlveda abogada de New York, del Center for Reproductive Rights dijo al NYT que el debate que se está dando en la Ciudad de México es “histórico”. La gente está hablando del aborto abiertamente por primera vez.

07/LP/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: