Inicio Nueva ley reduciría asesinatos de menores en Honduras

Nueva ley reduciría asesinatos de menores en Honduras

Por la Redacción

La entrada en vigor el pasado siete de agosto de la Ley Anti Maras en Honduras podría reducir los asesinatos de niños y jóvenes de la calle en el país centroamericano, informó en un comunicado la organización civil Casa Alianza.

El organismo internacional de defensa de los derechos de la niñez señaló que durante julio de este año el número de asesinatos de menores de la calle disminuyó de un promedio de entre 50 y 60 muertes por mes a solamente 28 en el territorio hondureño.

Según Casa Alianza, el pasado mes de julio el congreso Hondureño discutió la aplicación de una ley conocida como Ley Anti- Maras, que catalogó a las maras o pandillas como grupos organizados para cometer actos ilegales.

La ley fue aprobada por unanimidad el pasado siete de agosto. Como resultado de la reforma del artículo 332 del Código Penal, la pertenencia a una pandilla se ha convertido en asociación ilícita, que contempla una sentencia de hasta siete años de prisión para sus integrantes y de nueve a 12 años de prisión para sus líderes.

Para Bruce Harris, director regional de programas de Casa Alianza en América Latina, la violencia entre los miembros de las pandillas se redujo dramáticamente el mes pasado pero las maras parecen haberse unido para luchar contra quien consideran su enemigo: la policía.

A pesar de ello, Casa Alianza manifestó su preocupación de que ante la probable ofensiva de la policía contra las pandillas, no habrá lugar suficiente para encerrarlos y recordó que en 1997 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos condenó a Honduras por la detención ilegal de niños junto a adultos en la misma prisión.

Con las nuevas disposiciones legales, autoridades del vecino Guatemala temen que muchos miembros de las pandillas hondureñas busquen refugio en su territorio.

El presidente de El Salvador, Francisco Flores, también declaró una “guerra a las pandillas” el mes pasado, que resultó en la detención de más de 400 miembros de las maras, la mayoría de los cuales fueron liberados menos de 12 horas después por parte de los jueces porque la policía no presentó evidencias de actos criminales.

Las pandillas se han vuelto muy violentas en años recientes, mientras que las estrategias de la policía para resolver la situación han sido muy represivas. Hay una continua espiral de violencia, que ha llevado a la muerte de más y más niños, niñas y jóvenes, agregó el documento de Casa Alianza.

EL RECUENTO DE LOS ASESINATOS

En Honduras, de las 28 víctimas en julio, el 96 por ciento fueron hombres y el 43 por ciento fueron niños menores de 18 años.

Tegucigalpa fue la ciudad más violenta con 11 niños y jóvenes asesinados, seguida por San Pedro Sula con 10 víctimas, mientras en en la ciudad de Choloma dos jóvenes fueron asesinados en julio.

Tela, Puerto Cortés, Ocotepeque, Comayagua y El Progreso registraron un caso cada una.

El 90 por ciento de los asesinatos se cometieron con armas de fuego y en el 65 por ciento de los casos los asesinos no han sido identificados.

2003/LGL/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más