Inicio Oaxaca: 26 muertes maternas en IMSS Oportunidades

Oaxaca: 26 muertes maternas en IMSS Oportunidades

Por Nadia Altamirano/corresponsal

En lo que va del año 26 mujeres adscritas al régimen de IMSS Oportunidades han muerto por causas asociadas al embarazo. Sólo “en casos excepcionales” el bebé ha sobrevivido y en un 20 por ciento se asocia la mortalidad materna con la violencia familiar.

Son mujeres en el extremo de la vida: menores de 18 ó mayores de 35 años, que viven en comunidades con menos de mil 500 habitantes; analfabetas y el 60 por ciento son monolingües indígenas, justifica el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Luciano Galicia Hernández.

Como principales causas de estos 26 casos de muerte materna, el funcionario achaca a la “dejadez extrema de la familia que no reconoce que un sangrado es grave” y a la sobre-expectativa que las mujeres tienen del servicio en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), “las mujeres quieren recibir la atención rápidamente”, dice.

El jefe delegacional de prestaciones médicas del IMSS, Gerardo Soria Cuevas, calcula que en el 20 por ciento de estos casos la muerte materna está asociada a la violencia que sufren las mujeres, aún en la etapa del embarazo. “Le llamamos violencia desde que el marido no quiere sacarla de la casa”.

La mayoría de las 26 mujeres maternas se han registrado en las casas o en el trayecto a uno de los nueve hospitales de zona rural.

Maricela Cristina Pérez Ruiz, instructora del IMSS, elaboró la propuesta de un Modelo de intervención de violencia hacia las mujeres porque esta problemática impacta “de manera trascendente en la salud pública y está asociada a la mortalidad materna”.

De acuerdo con cálculos de la Jefatura Delegacional de Prestaciones Médicas del IMSS, el 15 por ciento de mujeres que han acudido a recibir atención en los nueve hospitales rurales o 471 Unidades Medicas Rurales lo ha hecho después de recibir agresiones físicas.

Entre los objetivos de esta estrategia, que aún no se aprueba, está reducir la violencia familiar y la negligencia médica para evitar más muertes de mujeres antes, durante o después del parto, así como fomentar que las adolescentes tengan oportunidad de estudiar y eviten casarse a edades tempranas, entre otras acciones.

La instructora recuerda que en las comunidades indígenas las mujeres se casan después de los 13 años y trabajan más de 17 horas al día, pero no cuentan con centros de atención que fomenten y atiendan las denuncias de violencia.

07/SJ/NA/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content