Inicio Oaxaca: Daniela y Virginia, posibles víctimas de desaparición forzada

Oaxaca: Daniela y Virginia, posibles víctimas de desaparición forzada

El procurador de Justicia de Oaxaca, Evencio Nicolás Martínez Ramírez, se comprometió a valorar la posibilidad de iniciar una nueva averiguación previa, esta vez por desaparición forzada, en el caso de Daniela y Virginia Ortiz Ramírez, indígenas triquis desaparecidas en la zona Mixteca, desde el 5 de julio de 2007.

Tras hacer esperar a la familia de Daniela y Virginia Ortiz Ramírez, entre ellas su madre Antonia Ramírez Cruz y sus primas Emelia y Adriana Ortiz, representantes de organizaciones no gubernamentales y de los medios de comunicación local, por un lapso de 40 minutos, el procurador oaxaqueño planteó que no era su responsabilidad la ejecución de las órdenes de aprehensión, cosa que corresponde a la Secretaría de Seguridad Pública, a quien le ha girado diversos recordatorios, señaló el funcionarios.

Las órdenes de aprehensión no ejecutadas en contra de cuatro personas señaladas como posibles responsables de lo que se configuró como un secuestro en la denuncia que presentó la madre de las dos jóvenes Antonia Ramírez Cruz, el 13 de julio de 2007, no ha sido ejecutada desde el 5 de diciembre de 2007.

A petición de la familia, Martínez Ramírez dijo que valorará si abre una nueva averiguación sobre el caso, esta vez no por secuestro sino por desaparición forzada y se comprometió a mostrar los oficios que ha enviado a la Secretaría de Seguridad Pública recordándole sobre el seguimiento al caso y la ejecución de las órdenes de aprehensión.

Estas órdenes son en contra de Francisco Herrera Martínez, Timoteo Alejandro Ramírez, José Ramírez Flores y Miguel Ángel Velasco Álvarez, quienes fueron vistos en una camioneta cuando llevaban a las dos jóvenes vendadas de los ojos en la población de Santiago Juxtlahuaca.

Emelia Ortiz dijo en entrevista posterior, que aunque se configuró el delito de secuestro nadie nunca pidió rescate por sus primas por lo que es urgente que las investigaciones tomen otro rumbo, esta vez por el delito de desaparición forzada.

Emelia, quien junto con su hermana Adriana han dado seguimiento al caso desde hace dos años, señaló que lo único real en todos estos hechos es la “falta de seriedad de las autoridades, lo que hoy nos fue informado (por el Procurador) es una burla para mi familia, en especial para mi tía que sufre por la desaparición de sus hijas. Los daños que nos han ocasionado tendrían que ser suficientes para recibir justicia, pero hasta la fecha no hay nada”.

Esto lo explicó luego de que el Procurador las recibió en las instalaciones de San Antonio de la Cal, donde el funcionario se concretó a señalar que el caso ya había concluido para ellos al librarse las órdenes de aprehensión y que ahora era responsabilidad de la Secretaría de Seguridad Pública.

También se comprometió enviar a las oficinas de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh-filial Oaxaca) y de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, copia de los oficios que su administración ha enviado a la Secretaría de Seguridad Pública “recordándole del caso y la ejecución de las órdenes de aprehensión.

09/SJE/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content