Inicio Oaxaca: IMSS incumplió “rechazo cero” con embarazada

Oaxaca: IMSS incumplió “rechazo cero” con embarazada

Por Nadia Altamirano Díaz/corresponsal

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no puede ni debe eximirse de su responsabilidad por haber negado la atención a Montserrat Javier Martínez, quien el pasado domingo 14 de octubre estuvo a punto de morir por no recibir los servicios de emergencia ante una amenaza de aborto a sus 16 semanas y media de embarazo, señala la investigadora Martha Castañeda.

A su vez, Paola Sesia Arcozzi Masino, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Unidad Pacífico Sur, señaló que en Oaxaca la mortalidad materna tiene dos facetas:

La primera es la rural, en comunidades pequeñas, aisladas y sin servicios de salud donde las mujeres mueren porque saben que la atención médica no es gratuita y cuesta. La otra es la que ocurre en los hospitales, a donde las mujeres llegan de manera tardía por el tiempo que transcurrió en el traslado o por falta de capacidad resolutiva del médico que la canalizó.

Martha Castañeda, integrante del Centro para los Derechos de las Mujeres Nääxwiin, consideró que el caso de Montserrat permite ver que no se nota mejoría alguna en la mortalidad materna.

Aunque en un principio Montserrat fue revisada por un médico y una doctora del área de urgencias del Hospital central del IMSS, éstos se negaron a hospitalizarla por no haber presentado su carnet de citas.

Tampoco hicieron nada cuando la madre de Montserrat les avisó que había expulsado a su bebé y que la hemorragia se agravaba, tanto que cuando llegó a una clínica privada estaba “shocada (en shock) por una anemia aguda grave” por la hemorragia que le provocaban los restos placentarios.

La investigadora, una de las autoras del estudio El presupuesto para reducir la muerte materna: Seguimiento al Programa Arranque Parejo en la Vida (Fundar 2006), asegura que la hemorragia es la primera causa de la muerte materna y amerita atención inmediata.

Explica que, como parte del “rechazo cero”, el personal del IMSS debió apegarse al principio ético de atender a todas las mujeres embarazas a punto de parir, “tengan o no seguro médico”, pues en el 2006 el IMSS firmó un acuerdo, como una política para reducir la mortalidad materno infantil.

Sin embargo, Montserrat Javier Martínez estuvo a punto de fortalecer las cifras de esta problemática que refleja la inequidad, la exclusión y la pobreza.
07/NAD/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content