Inicio Oaxaca, ninguna diputada federal o local con visión de género

Oaxaca, ninguna diputada federal o local con visión de género

Los partidos políticos son juez y parte en el sistema electoral, sus legisladores crean las leyes y deciden cómo se aplican, entonces la pregunta es ¿quién se va a dar una autopuñalada?

María Eugenia Mata García integrante del Consejo local del IFE, hace la pregunta pues asegura que hay vacíos que impiden sancionar a los partidos políticos que no cumplan con la acción afirmativa que busca lograr la paridad entre hombres y mujeres en los puestos de elección popular.

Se puede decir que hay un avance al hacer obligatorio el porcentaje de género establecido en la ley electoral del 40-60, pero sigue el vacío legal en los procesos sancionadores, reitera.

Luego asegura que el reto está no sólo en aplicar la ley sino también en la interpretación de la aplicación de las disposiciones legales, sobre todo porque no se marca con claridad las sanciones a nivel jurisprudencia y se deja a la interpretación de abogados y consejos donde cada quien va por su lado, por ello reitera el problema es que los partidos políticos son juez y parte.

Como ejemplo, Mata García cita lo que sucede en la Tercera Circunscripción para el proceso electoral 2009, conformada además por los estados de Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, donde el registro de candidaturas es del 50 por ciento de hombres por el 50 por ciento de mujeres, sin embargo, explica esto se logra alcanzar gracias a las suplencias.

Lo anterior lo explica la consejera electoral cuando expone el caso de Oaxaca, donde con excepción del Partido Acción Nacional (PAN), el resto de los partidos políticos incluyendo la coalición Salvemos México, incumplió con la acción afirmativa que busca la paridad.

El PAN, explica, tuvo la preocupación de registrar cinco candidatas propietarias mujeres y cinco hombres, al igual que en las suplencias.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) registró como candidatos propietarios a 10 hombres (90.9 por ciento) y una mujer (9.09 por ciento), así como siete mujeres (63.64 por ciento) y cuatro hombres (36.37 por ciento) como suplentes.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) postula a dos mujeres como propietarias (18.19 por ciento), en tanto que nueve varones (90.91 por ciento) son propietarios, caso contrario en las suplencias son seis mujeres (55.5 por ciento) y cinco hombres (45.46 por ciento).

La coalición Salvemos México, integrada por Convergencia y el Partido del Trabajo, de igual forma sólo tiene una candidata propietaria (9.09 por ciento) frente a 10 hombres (90.9 por ciento), en las suplencias la relación mujeres hombres fue del 36.37 por ciento contra 63.64 por ciento.

El Partido Verde Ecologista de México, como el resto de los partidos políticos sólo tiene dos candidatas propietarias (18.19 por ciento) y nueve hombres (81.82 por ciento), en las suplencias, la diferencia también favorece a los hombres con 4 y 7, respectivamente.

El Partido Nueva Alianza postuló a cuatro mujeres propietarias (36.37 por ciento) y siete hombres (63.64 por ciento), así como tres mujeres suplentes de candidatos propietarios y ocho hombres, la relación porcentual es del 27.28 por ciento contra un 72.73 por ciento.

Y, finalmente el Partido Social Demócrata que se había distinguido por incorporar el enfoque de género en sus listas de candidaturas, también presentó sólo dos candidatas propietarias (18.19 por ciento) y nueve hombres (81.82 por ciento), en tanto que en las suplencias la cifra es de cinco mujeres y seis hombres.

Esta disparidad entre mujeres y hombres candidatos es un reflejo de que hay un retroceso, frente a lo cual, reiteró, la ciudadanía que elegirá a sus representantes populares tiene que reflexionar su voto y que sepan qué tan comprometidos están sus candidatos con modificar las condiciones de exclusión de las mujeres.

Mata García expuso que desafortunadamente en Oaxaca no ha habido ninguna diputada federal o local con la visión de género que pueda hacer posible algún cambio en la condición social de las mujeres. A nivel federal, consideró el caso de Marcela Lagarde y algunas otras diputadas como las únicas que han tenido esa visión y que han contribuido al crear leyes para prevenir y sancionar la violencia contra las mujeres.

Lo común es que estas diputadas y diputados puedan tener un discurso que habla de la situación de las mujeres y la necesidad de modificar esa condición, pero en el ejercicio no hay una política con enfoque de género.

09/SJE/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content