Inicio » Oaxaca: sin reforma electoral, mujeres no serán electas

Oaxaca: sin reforma electoral, mujeres no serán electas

La democracia mexicana está apenas en la adolescencia, una adolescencia que a veces no sabe para dónde va y experimenta una y otra cosa, sostiene la consejera electoral Elvira Morales Pérez, quien afirma que en materia de género hay un atraso jurídico que genera desigualdad.

Consejera Electoral del Instituto Estatal Electoral de Oaxaca (IEEO), explica que el abstencionismo en el proceso electoral del pasado domingo y que alcanzó en esta entidad los 63.58 puntos porcentuales, muestra que se trata de un asunto cultural que pasa por no saber la importancia que tiene el ejercicio el voto en una democracia.

Por otra parte, apunta que en Oaxaca las mujeres no estarán representadas ni serán electas en tanto no se reforme el Código de Instituciones Políticas y Procedimientos Electorales del Estado de Oaxaca (CIPPEO).

Así, con un CIPPEO creado en 1995, las mujeres volvieron a las elecciones en 2007 sin estar representadas en las fórmulas electorales propuestas por los partidos políticos ni alianzas, lo que plantea la necesidad de una reforma que sancione, al menos administrativamente, a quienes no cumplan con la llamada cuota de género.

Pero reconoce que en tanto no exista representación femenina en los gobiernos, no se visualizarán las necesidades de las mujeres y éstas no serán colmadas, así la democracia estará incompleta.

Una mujer de entre siete consejeros, Morales Pérez explica que lo que pase o deje de pasar en un proceso electoral es corresponsabilidad de las instituciones que se responsabilizan de organizar las elecciones, los partidos políticos y la ciudadanía. Como también son responsables los gobiernos, al derivarse éstos de las elecciones.

Plantea que mientras el IEEO debe capacitar a las y los ciudadanos en los dos años previos a los procesos electorales, los partidos políticos debieran educar a sus correligionarios para acudir a las urnas, de lo contrario seguiremos enfrentando el abstencionismo.

“El único partido que ha educado a su gente, el voto duro, es el que ganó el domingo 5 de agosto”, dice refiriéndose al PRI, quien en alianza con el PVEM, ganó en los 25 distritos electorales y aseguró así la mayoría en el próximo Congreso local.

DEMOCRACIA ADOLESCENTE

La consejera electoral compara metafóricamente el cuerpo humano con la democracia y asegura que la democracia mexicana y, por ende la oaxaqueña, está en plena adolescencia, donde sabemos que el voto nos sirve, que necesitamos votar, pero a veces equivocamos el rumbo o no sabemos cómo hacerle.

Nos falta ?asegura- la cultura democrática que tienen los países desarrollados, como los europeos, donde a la gente no le tienes que decir que vote, porque ya lo saben, y saben que eso les da derecho a exigir, en México puede pasar cualquier cosa con un gobernante y la gente no le pide que se vaya, que dimita.

— ¿Eso podría aplicarse en Oaxaca?, se le pregunta.

— El conflicto de hace un año, genuino o provocado, sólo dejó ver que Oaxaca está atrasada en todo y nadie de fuera nos va a venir a levantar. Mucha gente que no fue a votar se siente en medio del océano y siente que nadie la va a venir salvar. ¿De qué vale entonces que vote por X o Y, si al final siente qué el mismo tiene que salir del problema?

Elvira Morales Pérez plantea que en el proceso electoral donde se renovó el Congreso local hubo voto del miedo, de castigo, pero también hubo quien no votó por irresponsable; sin embargo, la razón más importante es la falta de cultura política y jurídica.

“Aunque creo que la sociedad lo que está diciendo es ya basta, queremos que en verdad actúen para nosotros, expone la consejera electoral”.

Lo que tenemos ahora, sostiene Morales Pérez, es un ámbito de atraso democrático. “Nos acostumbramos al padrinazgo, al clientelismo, donde la gente vota por procedimiento sin valorar la oferta y maximizar las ganancias de acuerdo a sus expectativas de vida, porque desligamos a los poderes ejecutivo y legislativo de nuestros proyectos de vida”.

En ese sentido, sostiene que a las mujeres nos pasa eso. “Sabemos que nos faltan muchas cosas, pero sólo desde lo particular, no dimensionamos esa necesidad desde la colectividad”.

Por otra parte, el presidente del IEEO, José Luis Echeverría Morales, informó que pese al abstencionismo, la participación ciudadana del 36.42 por ciento es la cifra más alta en la historia de las elecciones intermedias desde 1995, lo que significó sufragar 868 mil 87 votos, de una lista nominal de dos millones 383 mil 667.

07/SJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: