Ocho mil niños de Haití viven en la calle

INFANCIA
    Violencia, pobreza y promiscuidad
Ocho mil niños de Haití viven en la calle
cimac | México, DF.- 30/04/2003

Haití registra alrededor de ocho mil niñas y niños viviendo en la calle, según estudios realizados por el Centro de Investigación de Recursos Humanos (CDRH) bajo el auspicio del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Legrand Bijoux, neurosiquiatra que participó en el estudio, señala entre los factores por los que los menores se van a vivir a las calles la pobreza asociada a la promiscuidad, pues las condiciones de hacinamiento de sus familias afecta el desarrollo intelectual, moral y psíquico de las y los niños.

La sensación de falta de espacio de encierro propicia en los menores la necesidad de contar con espacios propios, mucho mas amplios que les permitan desarrollar sus actividades como el juego o la socialización.

El estudio hace una diferenciación entre los niños de la calle y los que están en situación de calle. Los primeros hacen de la calle su hogar, ahí se refugian, alimentan y no tienen ningún tipo de relación con sus padres o familiares. Duermen en plazas públicas, iglesias, mercados o tiendas de autoservicio.

Entre los segundos están todos los que pasan el día en la calle, que van a sus lugares regularmente pero solo para cubrir sus necesidades como comer o dormir, pero contribuyen a la economía de su hogar de su trabajo en la calle, agregó el análisis.

Otros informes realizados por el Centro de Apoyo Familiar (CAFA), organización civil que trabaja con niñas de la calle, revelaron que el número de niñas en la calle en 1996, se ubicaba en 150 en Puerto Príncipe, la capital, y hasta el momento es la única cifra de referencia que se tiene.

De acuerdo al estudio, el número de niñas en la calle varía de una época a otra. Por ejemplo, durante la época de fiestas parroquiales en Cabo Haitiano, es más común ver a las niñas por las calles pues como asisten más personas a las festividades es una oportunidad para las menores de pedir dinero.

Sin embargo, las niñas haitianas que hacen de la calle su hogar, a menudo son golpeadas y violadas pues prevalecen en ambientes de varones.

Los niños que llegan a la calle no lo hacen por gusto, son orillados por la situación económica y por el deseo de encontrar un medio de subsistencia y un escape a su pobreza y marginación., señaló el documento.

Otros más escapan de los maltratos sicológicos y abusos sexuales de los que constantemente son víctimas por parte de sus propios familiares, indicó el análisis.

2003/LGL/MEL







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.