Inicio Ofrece Reverenda sagrada comunión a sólidas parejas

Ofrece Reverenda sagrada comunión a sólidas parejas

Por Miriam Ruiz

Alta, delgada, afroamericana con un ínfimo arete en la nariz y decenas de largas trenzas: así es la reverenda Darlene Garner que este fin de semana ofreció la sagrada comunión en Monterrey junto con Troy Perry, el líder de la Iglesia Comunidad Metropolitana (ICM), el primero en unir en matrimonio en Estados Unidos a una pareja gay.

Frente a unas 200 personas, turistas “gringos” a primera vista, pero sólidas parejas conformadas por dos hombres o dos mujeres que han pasado décadas juntas, la reverenda confirma la misión que la dirige desde una visión espiritual.

“Solamente entonces la luz del Evangelio alcanzará cada corazón. Solamente entonces conocerán tu hospitalario amor todos tus hijos, de todas las orientaciones, razas y géneros,” predica la reverenda de una iglesia donde la mitad de sus ministros son mujeres, más que ninguna otra religión cristiana en el planeta.

“El lugar de las mujeres es el mismo de los hombres y los niños, como compañeros luchando a la par y apoyándose colectivamente”, asegura a Cimacnoticias en entrevista previa a la ceremonia con que culminó la reunión regional de la ICM que ella encabeza y comprende el sur de Texas, México y Centroamérica.

Garner, quien fuera responsable a mediados de los años ochenta de los derechos de las minorías sexuales en la alcaldía de Filadelfia, ciudad histórica en Estados Unidos, lamenta que “los derechos de las mujeres se han puesto al final de la agenda.”

“La realidad es que las necesidades de las mujeres no pueden ponerse al lado. Parimos al mundo. Si no somos fuertes, el mundo no puede ser fuerte.”

Le extraña de la iglesia católica que “por un lado pone a María como la madre de Dios, pero al mismo tiempo ella no es digna de servir la mesa del Señor, lo que es muy inconsistente desde mi punto de vista.”

Ella llegó este año a una misión espiritual a México, donde no se podría saber que escandalizaría más a la jerarquía católica, si un ministro de culto abiertamente gay o una mujer consagrando las ofrendas.

Sin embargo, asegura que ha sido bien recibida por la comunidad regia “mientras más gente gay y lesbiana saben que estamos aquí, vienen a mí con tales historias de dolor en término de situaciones familiares y sociales.” Ocupa un buen tiempo en convencerles que Dios los ama, no importa lo que les hayan dicho.

La gente heterosexual también la aprecian puesto que tienen amigos, hijos y también padres gays.

La ICM, fundada en una ceremonia con 12 personas en octubre de 1968, tiene hoy 43 mil integrantes en 22 países y en sus 300 iglesias cada año se llevan al cabo seis mil bodas de la comunidad lésbico gay. Pero ha tenido una larga y perseguida historia.

El mismo Troy Perry ha sobrevivido ya a algún intento de asesinato, y la comunidad en su conjunto ha sobrevivido a 21 intentos de explosión o incendio intencional por parte de grupos homofóbicos pero Perry insiste en su última visita a México antes de su inminente retiro para que sus feligreses juren que “No nos quedaremos callados.”

Un enemigo común de la ICM y los grupos feministas es la ultraderecha estadounidense, principalmente en San Diego que voló una clínica donde se practicaban abortos legales en esa demarcación y que durante años se habían dedicado a acosar a quienes acudían a los oficios del reverendo Perry.

En 1969, Troy Perry, que nació y creció en la ultraconservadora religión pentecostal, unió en matrimonio a la primera pareja gay en Estados Unidos.

Controversial figura que “salió del closet” después de un primer matrimonio heterosexual del que nacieron dos hijos sabe dialogar con todas las personas en todos los ámbitos “me reúno con políticos, legisladores”. Aunque siempre tenemos gente en el clóset”, ellos hablarán por la causa, que es un asunto de derechos humanos.

Impedido por la ley de su país a entrar en asuntos electorales y la mexicana a opinar sobre los asuntos nacionales, Troy se pronuncia en favor de un Estado secular. “el gobierno es secular en México, en Nicaragua, en El Salvador”

Y en referencia al gobierno de George Bush opina a cimacnoticias: “He visto la teocracia en El Vaticano y he visto la teocracia en Irán pero no me gustaría ver una en mi país. Soy cristiano pero no me gustaría ver una teocracia en vez de una democracia.”

2004/MR/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content