Inicio Originan los roles sociales el abandono de menores

Originan los roles sociales el abandono de menores

Por Miriam Ruiz

Mientras persistan los roles asignados por la sociedad a mujeres y hombres persistirá el abandono de menores, aseguró hoy la directora del Centro de Asistencia e Integración Social (CAIS), de la delegación Azcapotzalco, María del Rosario Guzmán.

El centro funciona como albergue temporal del gobierno del Distrito Federal y tiene capacidad para atender a 70 menores de hasta 13 años de edad extraviados o abandonados en esta ciudad.

Debido a los roles de género, explica la socióloga Rosario Guzmán, las adolescentes “se embarazan para retener al chavo, tener reconocimiento y la maternidad tiene un valor tan importante” que es uno de los pocos momentos en que la familia vuelca su atención en una mujer.

La otra cara de la historia es que 70 de cada 100 niños y niñas que llegan a este albergue, dependiente del Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) terminan en una casa hogar, porque no hay parientes que los reciban de vuelta.

Indicó que cuando encuentran a un menor, generalmente migrantes en busca de un familiar en la ciudad de México, avisan a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

“Armamos el rompecabezas de su vida”, buscamos a su madre, padre o abuelo, pero resulta que no lo quieren “son niños expulsados por la propia familia,” indicó.

Pero no hay que culpabilizar a las madres, agrega la entrevistada. Este fenómeno responde a la presión generada “por la descomposición de las redes de familia y la disminución de servicios de calidad en el país”.

A diferencia de otros ámbitos, los varones son rechazados con mayor frecuencia, por “ser una boca más” que no colabora en los quehaceres domésticos como se vislumbra a las niñas. Y es peor cuando tienen alguna discapacidad, aunque sea ligera.

Cuando aparece la familia, la madre en particular, el reencuentro no es sencillo “y no puedes obligar a nadie a dar lo que no tiene,”, explica la estudiosa de la Terapia de Reencuentro de la Universidad de Valencia.

“Sabemos que en el fondo son niños no deseados, que quizá las mujeres no los hubiera tenido que nadie los quiere, a nadie le importan.” Algunos de los niños en el albergue de Atzcapotzalco, son producto de una violación.

En otros casos la madre encuentra otra pareja y se vuelve a embarazar, sin capacidad para reconstituir su familia desde un aspecto positivo.

Para la también especialista en género, la adopción es una posibilidad riesgosa “sin una buena ley porque un niño o niña significa dinero para las mafias”, y aclaró que no es competencia de su institución hacer este trámite.

2003/MR/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más