Inicio OSC exigen observatorio para violencia contra guatemaltecas

OSC exigen observatorio para violencia contra guatemaltecas

Por Redaccion

Representantes de organizaciones de mujeres y de derechos humanos guatemaltecas en reciente visita por España demandaron la creación de un observatorio internacional que visibilice las violaciones de derechos humanos en Guatemala y la creciente violencia hacia las mujeres, pues tan sólo en el primer mes del 2008 se registraron 38 asesinatos de mujeres.

En entrevista con la agencia española AmecoPress, Raúl Urizar, defensor jurídico maya, señaló que las mujeres guatemaltecas han alzado la voz en espacios públicos e impulsan la reconstrucción de Guatemala. “Asesinarlas es uno de los actos más vergonzosos para callar cualquier tipo de intento por recuperar lo que es nuestro, quieren poner en el olvido los asesinatos de mujeres y con ello generar una campaña de miedo hacia las luchas sociales en Guatemala”, señaló Urizar.

Durante su visita a Madrid, informó que se encuentra en España junto con otras Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), entre otras cosas, para exigir la creación de un observatorio internacional que genere presión y visibilice las violaciones a derechos humanos en su país.

“Hemos venido aquí a exigir una mirada y presión internacional por lo que está sucediendo en Guatemala, es necesario un observatorio internacional para ejercer presión en Centroamérica”, dijo. Por ello pedimos a las redes y organizaciones que se solidaricen con la lucha meso y centroamericana a través de cartas, y actos de repudio por lo que está sucediendo ahora hacia las mujeres, enfatizó Urizar.

En este sentido, Claudia Méndez, representante de la Asociación Mujeres Tejedoras de Desarrollo (Amuted), señaló que en Guatemala existe un asesinato permanente hacia las mujeres, una constante amenaza dirigida hacia el gran tejido social que ha conquistado la población femenina.

En este reciente cambio de gobierno las mujeres no estamos representadas a nivel político, no era lo que esperábamos, pues el presidente Álvaro Colon impulsaba la presencia de población femenina en su campaña, pero no es así, en la realidad vemos que el tema de las mujeres se ha ido rezagando y desvinculando, detalló en entrevista con AmecoPress la activista.

“Las prioridades se van desviando, estamos en expectativa para ver qué propuestas irá planteando el gobierno para tomar en consideración a la población femenina, y claro que desde el movimiento las mujeres velaremos para presionar y exigir que se cumplan las promesas hechas en campaña”, concluyó.

VÍCTIMAS FÁCILES, PROSTITUTAS, DROGADICTAS

En este contexto, el Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas (IIHAA) de la Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, presentó este lunes los resultados de una investigación cualitativa sobre el femicidio en el país, en la que concluye que en las oficinas judiciales prevalece un estigma sobre las mujeres asesinadas.

En su despacho informativo la agencia Cerigua, señaló que en dicha investigación se confirmó que en las oficinas judiciales, las y los empleados trabajan sobre la premisa de que las jóvenes asesinadas eran “fáciles”, prostitutas”, “callejeras” o “drogadictas”.

Hechos, con los cuales se infringen los derechos humanos y se humilla a las familias, quienes además de la pérdida deben soportar estos señalamientos, indicó Lesbia Ortiz, coordinadora del IIHAA.

Estas actitudes responden a la existencia de un imaginario negativo en la sociedad, donde los prejuicios asignan normas morales que tienen que ver con el deber ser de una mujer “recadada, pudorosa, atenta, humilde, sumisa y respetuosa”.

Ortiz considera necesario seguir construyendo estrategias metodológicas cualitativas que permitan una mejor comprensión de las dimensiones subjetivas y simbólicas del comportamiento humano.

Para realizar esta investigación se conformó un grupo investigador integrado por una médica, una trabajadora social, abogadas y una comunicóloga. Para conocer los resultados que debían ser documentados, se revisaron expedientes y se diseñó una metodología cualitativa, que consistió en tomar el caso de dos estudiantes, una de secundaria y una universitaria.

El procedimiento permitió ahondar sobre la identidad de las víctimas, conocer experiencias, el sufrimiento, la angustia, el miedo y el rechazo vividos en el trayecto para la búsqueda de justicia, por parte de sus seres queridos.

La investigación se realizó a través de entrevistas a profundidad con familiares, se elaboraron hojas de vida de las víctimas para complementar, comparar y validar las interpretaciones que construyen lo vecinos, las amistades, las organizaciones de mujeres y trabajadores institucionales.

Según datos de la Policía Nacional Civil (PNC), en el 2007 se registraron 462 muertes violentas de mujeres a nivel nacional; en lo que va del presente año, se han conocido 38 hechos similares.

EXCLUIDAS DE TOMA DE DECISIONES

Por otra parte, Helen Mack, activista y referente en la lucha por los derechos humanos, afirma que la exclusión provocada por la cultura machista continúa siendo el principal obstáculo para el desarrollo integral de las mujeres guatemaltecas.

De acuerdo con Mack, en el país existen diferencias muy marcadas entre ambos sexos, situación que ella ha experimentado, ya que en los inicios de los procesos de búsqueda de justicia no fue respetada y tomada en cuenta por ser mujer, reporta la agencia Cerigua.

Según la activista, a la población femenina se les ve como algo de menor valor y se cree que por ser mujeres tienen menos derechos, los cuales no son respetados y reconocidos a pesar de que hay normativas específicas.

En este sentido, Yolanda Pérez, ex magistrada y primera presidenta del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG), señala que es necesario asegurar las mismas oportunidades para toda la población, principalmente las que se refieren a la capacitación y acceso a la educación.

A decir de Pérez, la clave de todo está en las oportunidades que se den a las mujeres y la apertura de la sociedad a estos cambios, ya que sólo así se logrará una mayor inclusión de ellas en los principales cargos públicos, donde han sido históricamente discriminadas.

Indicó que Guatemala es un país desigual donde las mujeres siempre llevan la peor parte, pues de los más excluidos de la sociedad, la población femenina es la más afectada.

08/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content