Inicio OSC proponen Ley de desarrollo integral de las personas jóvenes

OSC proponen Ley de desarrollo integral de las personas jóvenes

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La tragedia en la discoteca New’s Divine, donde el pasado 20 de junio, durante un operativo policíaco, 12 personas fallecieron, de las cuales 9 eran adolescentes y jóvenes, evidenció la necesidad de una normatividad que garantice los derechos humanos de la juventud, pues la política hacia este sector en México es la represión y control, a través de los uniformados.

Así lo manifestó hoy a Cimacnoticias Teresa Lanzagorta, directora de la asociación civil Servicios a la Juventud y coordinadora de la Red de Especialistas en Juventud y Desarrollo (RIE), al término de la presentación de la iniciativa Ley de Desarrollo Integral de las Personas Jóvenes, propuesta diseñada por 50 organizaciones de 15 estados de la República.

La socióloga Teresa Lanzagorta consideró que la muerte de las y los jóvenes suscitada en el Divine, ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, al norte de la Ciudad de México, “tiene que dar fruto” en mejores condiciones de vida para adolescentes y jóvenes en el país.

Por ello, dijo, “tenemos que aprovechar que el tema se colocó en la opinión pública para exigir que se legisle a favor de la juventud”, aprovechando, también, que 2008 es el Año Iberoamericano de la Juventud.

Lanzagorta, quien desde hace 30 años trabaja el tema de juventud, indicó que con la Ley, que se entregará el próximo jueves a la presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte de la Cámara de Diputados, esperan lograr “una base legal sólida para poder exigir una política de juventud coherente con las necesidades del país, pero sobre todo con la cultura emergente de las y los jóvenes”.

IMJ REQUIERE AUTONOMÍA Y POLÍTICA

Ante este panorama, la directora de Servicios a la Juventud refirió que la Ley de Desarrollo Integral de las Personas Jóvenes, basada en la Convención Iberoamericana de la Juventud, busca el reconocimiento de sus derechos y responsabilidades y pide que se dé autonomía y capacidad de ser rector al Instituto Mexicano de la Juventud (IMJ), pues actualmente “no tiene ninguna incidencia en las secretarías”.

Además, dicha norma establece, desde una perspectiva de derechos, el rediseño del IMJ como un organismo autónomo, fuerte, con poder de exigibilidad y una política de juventud, lo que se traduce en un mayor presupuesto destinado a estos fines, señaló.

Teresa Lanzagorta agregó que existe un vacío legal respecto a las necesidades de adolescentes y jóvenes, “una deuda histórica que tiene nuestro país con la juventud”. “Hemos pasado generaciones y realmente no se ha hecho una propuesta integral y de fuerza porque persiste una visión que identifica a las y los jóvenes con la delincuencia”, indicó.

“La política real de la juventud en el país es la policía, la represión, el control, es lo que no ha permitido el desarrollo de una política; es un enfoque que pedimos que se cambie y se considere a las y los jóvenes como sujetos de derecho”, aseveró.

Con la intención de desvincular la relación entre jóvenes y problemas de inseguridad, la propuesta ciudadana de Ley desglosa los derechos y una política de juventud transversal y que permita el desarrollo integral para las personas jóvenes, concluyó Lanzagorta.

Por su parte, Carlos Cruz Santiago, director de la organización civil Cauce Ciudadano, informó a Cimacnoticias que la propuesta de Ley de desarrollo integral de las personas jóvenes fue elaborada con base en tratados internacionales que promueven los derechos humanos de las mujeres como la Convención en contra de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) y Belem Do Pará, pues en el país las mujeres jóvenes enfrentan una situación de mayor vulnerabilidad que los varones.

Carlos Cruz, quien encabeza Cauce Ciudadano, una de las organizaciones que participó en el diseño de la Ley, puntualizó que los derechos en dicha norma se establecieron conforme al rango de edad de adolescentes y jóvenes, pues tienen necesidades y responsabilidades distintas.

Aunque tomaron como referente a la Convención Iberoamericana de los Derechos Humanos de las y los Jóvenes y la Organización de las Naciones Unidas que define como jóvenes a las personas entre los 15 y 24 años, refirió que para la población de 12 a 15 años plantearon la necesidad de un marco normativo donde se establezcan derechos a la salud sexual y reproductiva y a la educación.

En tanto, de los 25 a los 29 años se priorice en el derecho al emprendimiento económico, el trabajo y la vivienda.

La propuesta ciudadana integra los derechos humanos, civiles y políticos de las y los jóvenes y los mecanismos de difusión para que todo joven sepa cuáles son sus derechos y responsabilidades, así como mecanismos de exigibilidad y de justiciabilidad.

08/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más