Inicio » OSC y CNC exhortan a Cámara a defender maíz y frijol

OSC y CNC exhortan a Cámara a defender maíz y frijol

Por Redaccion

Organizaciones de la sociedad civil (OSC) vinculadas con el campo y la Confederación Nacional Campesina (CNC) exhortaron a la Cámara de Diputados y a actuar en coherencia con sus declaraciones y compromisos a favor del campo, e impulsar la incorporación del artículo tercero transitorio en la Ley de Ingresos de la Federación 2008.

Este artículo, propuesto por el Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), prevé establecer a partir del uno de enero de 2008 un mecanismo de administración de las importaciones y exportaciones de maíz blanco y frijol, así como de sus derivados y subproductos, a fin de proteger la producción interna y el empleo rural, reducir la emigración, asegurar el abasto nacional y garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de la población.

En un comunicado difundido por la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo AC (ANEC), el Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas, la Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos, la Coordinadora Nacional Plan de Ayala y la Alianza Nacional de Productores Agropecuarios y Pesqueros-El Barzón, piden apoyar mecanismos de administración de comercio exterior para ambos granos.

Exigen también a los cenecistas congruencia entre dichos y hechos, porque “lavarse las manos” ante apertura de TLCAN sería traición a los campesinos y convertirse en la central oficial del gobierno de Calderón y de los monopolios agroalimentarios.

La Constitución, dicen, es ley suprema: está sobre TLCAN y faculta al Congreso para modificar aranceles. Y los planteamientos están en línea con los “productos especiales” de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

INCONGRUENCIA

El jueves 18 de octubre las organizaciones firmantes ?dice el comunicado– nos asombramos sobremanera al ver que, en las votaciones particulares de la Ley de Ingresos 2008 en la Cámara de Diputados, la bancada del PRI, con excepción del diputado César Duarte, votó en contra de la adición de este artículo.

Ello, no obstante que apenas el 16, Día Mundial de la Alimentación, la CNC efectuó un mitin en San Lázaro y frente a unos 4 mil campesinos se comprometió a impulsar esquemas de protección al maíz y al frijol, de cara a la apertura total del TLCAN, el uno de enero de 2008.

Tal compromiso fue asumido allí públicamente por el coordinador de los diputados priistas, Emilio Gamboa Patrón; el presidente de la CNC, Cruz López Aguilar; el coordinador de los diputados cenecistas, César Duarte, y por el presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara baja, Héctor Padilla, recuerdan las organizaciones.

A todos y cada uno de ellos ?reclaman– los campesinos de México les exigen congruencia. “Que no declaren una cosa y hagan otra”.

El agro nacional y la dependencia alimentaria presentan una situación crítica. Cincuenta por ciento de nuestra comida proviene de importaciones y 2 millones de empleos agrícolas se han perdido durante el TLCAN. Los dobleces, las hipocresías, son inaceptables.

“Lavarse las manos y permitir que se concrete la liberación comercial total del maíz y del frijol procedentes de Estados Unidos y Canadá ?-como establece el TLCAN? evidenciarían que la CNC y el PRI están en sintonía con el Ejecutivo federal, que reiteradamente ha sido omiso frente a las demandas sociales de sacar a estos dos cultivos básicos del TLCAN”.

Evidenciarían también que cenecistas-priistas favorecen los intereses de los monopolios agroalimentarios (Carguill y Maseca, encabezando la lista), que son los únicos que se benefician con la especulación y comercialización mañosa de granos básicos; y que apoyan los intereses de comercio voraz de Estados Unidos.

Y recuerdan que hoy, cuano la Cámara de Diputados vota los artículos reservados de la Ley de Ingresos 2008 el PRI y los diputados de la CNC “mostrarán qué opción toman: si favorecen al campo y cumplen a sus agremiados, o si ceden a las presiones, chantajes y sobornos del presidente Calderón, Hacienda, la Secretaría de Energía y la de Agricultura, a cambio de promesas y alguna cuota de los programas de apoyo al campo para apuntalar prácticas clientelares y corporativas, sus carreras políticas y su propia economía”.

CONSTITUCIÓNY TLCAN

Es necesario subrayar ?continúa el comunicado– que el propuesto Artículo tercero transitorio está en congruencia con la legalidad, si bien contradice al TLCAN.

El artículo 131 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ?ley suprema del país? establece que el Ejecutivo podrá ser facultado por el Congreso de la Unión para aumentar, disminuir o suprimir las cuotas de las tarifas de exportación e importación expedidas por el propio Congreso y para crear otras.

Asimismo, podrá facultarlo para restringir y prohibir importaciones, exportaciones y el tránsito de productos, artículos y efectos cuando lo estime urgente, a fin de regular el comercio exterior, la economía del país, la estabilidad de la producción nacional o para realizar cualquier otro propósito en beneficio del país.

Según la Constitución, el Congreso de la Unión estará en condición de modificar los aranceles a través de un procedimiento que involucra a las dos cámaras, de Diputados y de Senadores, una como punto de origen de la propuesta y la otra como revisora.

Así, queremos destacar que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ?el cual fue autorizado por el Ejecutivo federal y por el Senado de la República? incumple con la Constitución, pues prevé reducción y eliminación de aranceles sin considerar la opinión de la Cámara de Diputados y con omisión del procedimiento legal mencionado.

ELEMENTAL PROTEGER ALIMENTOS PRINCIPALES

La adición del artículo tercero transitorio a la Ley de Ingresos 2008 es un asunto elemental, dicen,: se trata de que cuidemos y balanceemos la producción y el abasto de nuestros alimentos principales -?el maíz blanco y frijol, los primeros en superficie, en número de agricultores involucrados, y en consumo nacional? además de que protejamos a quienes los producen.

Este artículo no pretende frenar el comercio. Lo que busca es que el Ejecutivo federal –a través de las secretarías de Economía, Agricultura, Desarrollo Salud, y con la participación de los sectores productivos? administre importaciones y exportaciones para prevenir desabastos artificiales y encarecimientos agresivos, como los que vivimos este 2007 con el maíz y la tortilla. Esta administración sería a partir de consideraciones regionales y temporales, e impediría que la manipulación monopólica dañe el ingreso de los agricultores.

Proteger abasto, producción y agricultores no está fuera de la lógica del libre comercio. En los años setenta Estados Unidos embargó sus exportaciones de soya a Japón, debido a una crisis de oferta y abasto interno de la oleaginosa.

Asimismo, la ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC) tiene entre sus mandatos la negociación con los miembros de la agrupación el establecimiento de “productos especiales”, esto es que se determine una lista por país de aquellos productos que deberán aislarse del libre comercio, y que tienen que ver con la seguridad y soberanía alimentarias de cada nación, con su desarrollo rural, con el empleo campesino y con la preservación del medio ambiente.

Que el maíz blanco y el frijol tengan un tratamiento particular de administración de importaciones y exportaciones no afecta además los intereses fundamentales de comercio de los socios del TLCAN, pues las importaciones que realiza México de estos cultivos son poco significativas en el monto total del comercio agroalimentario.

En 2006, del total de compras de maíz del extranjero (por 10.7 millones de toneladas de grano amarillo, blanco y quebrado), sólo 260 mil toneladas fueron de grano blanco.

Y en frijol –concluye el comunicado– podemos afirmar que el millón de toneladas de producción interna es suficiente para el consumo nacional. Las cifras oficiales señalan que las importaciones de frijol representan un 10 por ciento de la producción interna, si bien es cierto que estas cifras no consideran el contrabando.

07/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: