Inicio Otro mes de espera para Amina Lawal

Otro mes de espera para Amina Lawal

Por la Redacción

La situación legal de la nigeriana Amina Lawal, de 31 años de edad y sentenciada a morir lapidada por tener una hija fuera del matrimonio, se resolverá el próximo tres de junio, luego de que la audiencia de apelación se pospuso hasta después de las elecciones, que tuvieron lugar ayer domingo.

El tribunal religioso de la Sharia (ley islámica), en el conservdor estado de Katsina, al norte de Nigeria sentenció a Lawal a la pena capital el 22 de marzo del 2002 luego de que la mujer confesó haber tenido una hija después de su divorcio.

El presunto padre de la niña negó haber tenido relaciones con Amina Lawal, dicho suficiente para que la corte retirara los cargos contra él.

Bajo arresto domiciliario, Amina Lawal esperaba resolver su apelación el pasado tres de marzo, pero la audiencia se suspendió por la inasistencia de algunos jueces al Tribunal.

La audiencia fue pospuesta hasta después de las primeras jornadas electorales en Nigeria después de 20 años de régimen militar, que concluyeron el fin de semana con la reelección del presidente Olusegun Abasanjo, quien compitió contra el también militar, de origen musulmán, Muahammadu Buhari.

También fueron electos 36 nuevos gobernadores y legisladores de los congresos locales en un ejercicio plagado de acusaciones de fraude –urnas “embarazadas” o robadas, personas que votaron más de dos veces, menores de edad votando, entre otras denuncias hechas por el Grupo de Monitoreo a la Transición a la BBC de Londres.

AGREDEN A COMISIONADA DE LA MUJER

La comisionada de la mujer en el estado central de Nasarawa, Joyce Mianuna Katai, fue agredida el sábado por un grupo de opositores en el pueblo del Toto cuando acudió a votar. Dos de sus asistentes fallecieron en el ataque, informó la cadena británica.

Tres personas más esperan revertir su sentencia a la lapidación bajo el régimen de la Sharia por tener sexo fuera del matrimonio, informa Amnistía Internacional en su página electrónica.

Yunusa Rafin Chiyawa es un campesino que el 21 de junio del 2003 se convirtió en el primer hombre sentenciado por una corte de la Sharia a lapidación por adulterio después de confesar el rapto de la esposa de su amigo en la comunidad de Alkaleri. La confesión fue suficiente para condenarlo.

La mujer se salvó de la misma pena tras alegar ante el tribunal religioso que el convicto la hechizó, por lo que la corte dictaminó locura temporal en el caso de la mujer.

En tanto que Ahmadu Ibrahim y Fatima Usman fueron sentenciados a cinco años de cárcel por tener relaciones sexuales extramatrimoniales bajo las leyes seculares de Nigeria, sin embargo, la corte de la Sharia los condenó a muerte “en ausencia”, toda vez que las autoridades de la prisión federal se niegan a entregarlos a las autoridades religiosas.

2003/MR/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más