Inicio Paidofilia provoca desconfianza en la Iglesia: experto

Paidofilia provoca desconfianza en la Iglesia: experto

Por Redaccion

“Homosexualismo” y “paidofilia” son los delitos contemplados en el Derecho Canónico y que, por tanto, pueden ser sancionados por la Iglesia en los casos de abuso sexual de menores por parte de sacerdotes, explicó Guillermo Rodríguez Rico, experto en Derecho Canónico, en su conferencia “El derecho penal canónico y las sanciones a los clérigos”, durante el Simposio de Derecho Canónico que se lleva a cabo en la Universidad Pontificia de México (UPM), informó la Agencia NotieSe.

De acuerdo a la definición otorgada por el también docente de la UPM, “crimen pésimo” es cualquier acto obsceno externo, gravemente pecaminoso, de cualquier manera perpetrado o atentado por un clérigo con una persona del propio sexo.

A su vez deriva en otros delitos, según la edad de las personas involucradas. “El crimen pésimo se conoce como pederastia, aunque pederastia es un término muy distinto. La pederastia, por las raíces griegas de la palabra, refiere a un hombre maduro que se mete con un adolescente. Aquel que se mete con un niño es un paidófilo”, explicó Rodríguez Rico.

El Doctor en derecho canónico dijo que la principal preocupación de la Iglesia es el tomar medidas ante los recientes casos de paidofilia. “El delito de abuso sexual cometido por un clérigo con menores de edad trae como consecuencia el rechazo y desconfianza hacia la Iglesia por verse lesionada gravemente la confianza hacia sus ministros”, argumentó.

Haciendo referencia a que la mayoría de los delitos contemplados por el derecho canónico prescriben en tres años, agregó “por su gravedad (el crimen pésimo) tiene una prescripción de 10 años, los cuales comienzan al momento en que el menor cumple 18 años y culmina cuando este cumple 28”.

Mencionó que aunque prescriba el delito, se pueden imponer otro tipo de sanciones. “A los 18 años comienza a prescribir el delito, a los 28 años prescribe, que si bien ya no se puede procesar al inculpado, se pueden tomar otro tipo de sanciones de manera eclesiástica como es el no poder atender a cierto sector de la sociedad”.

Por último acotó que, en caso de ser necesario, ante reincidencias y fracaso de tratamientos psicológicos, que son “una primera solución a este tipo de faltas”, se debe expulsar al clérigo. “No vamos a exponer a la sociedad a este tipo de delincuencia”, concluyó.

08/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más