Inicio Países pobres, lejos de Objetivos del Milenio en salud

Países pobres, lejos de Objetivos del Milenio en salud

Por la Redacción

Pese a los avances contra la pobreza, un informe de la Organización Mundial de la Salud alerta que, de seguir la tendencia actual, no se cumplirán los objetivos relacionados con la salud. La mortalidad infantil aumenta en África y Asia.

“Es esencial fortalecer los sistemas de salud para avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Si no, el ritmo actual de progreso no será suficiente para alcanzarlos” advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe publicado esta semana.

El estudio, que lleva como título La salud y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, presenta datos sobre los progresos realizados hacia el logro de las metas relacionadas con la salud; analiza qué hay detrás de las cifras para explicar las razones de la lentitud de las mejoras sanitarias y propone medidas para cambiar la situación, informó Canal Solidario.

El informe señala que “la existencia de sistemas sanitarios débiles e injustos constituye uno de los principales escollos”, y hace especial referencia a “la crisis de personal sanitario y a la urgente necesidad de fuentes sostenibles de financiación”

Según el director general de la OMS, Lee Jong-wook, el robustecimiento de los sistemas de salud exige mejoras en todos los ámbitos de la administración pública: la gestión de las finanzas públicas, la planificación de los recursos humanos, la construcción de carreteras e infraestructuras y otras muchas áreas. “Para lograr nuestro objetivo no debemos limitarnos únicamente al sector sanitario; hemos de adoptar un enfoque integral. Ésta es la clave para obtener resultados”.

Pese a los logros a la hora de reducir la pobreza en el mundo, los datos presentados en el nuevo informe de la OMS indican que, de mantenerse la tendencia iniciada en el decenio de 1990, la mayoría de los países en desarrollo no alcanzarán los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la salud, lo que a su vez perjudicará el avance hacia la consecución de otros objetivos.

AUMENTO DE LA MORTALIDAD INFANTIL

“Cuando faltan menos de 10 años para que se cumpla el plazo, que termina en 2015, ninguna de las regiones más pobres del mundo en desarrollo está en condiciones de alcanzar la meta relacionada con la mortalidad infantil” afirma la organización. Entre 1993 y 2003, la mortalidad de niños en el Sur de Asia pasó de 90 a 160 por cada mil nacimientos, y en África, de 38 a 87 por cada mil alumbramientos. Los esfuerzos contra enfermedades como diarrea, neumonía y malaria, y contra la malnutrición, no fueron suficientes.

“La reducción de la mortalidad materna se limita a los países donde las tasas de mortalidad eran ya más bajas. Los objetivos relacionados con la reducción de la propagación del VIH/Sida y de la incidencia del paludismo y otras enfermedades transmisibles continúan siendo un enorme reto en el Africa subsahariana. La meta relativa al acceso a agua potable podría alcanzarse en todo el mundo salvo en el África subsahariana”, sustenta el informe.

A pesar de que disponen de tratamientos y tecnología a costo asequible, el director de la OMS señala que el problema de muchos países es poder suministrar a tiempo y en cantidades suficientes el personal, los medicamentos, las vacunas y la información a quienes lo necesitan. En esta línea, la entidad reitera que los ODM relacionados con la salud no podrán alcanzarse si los países en desarrollo y los países donantes no aumentan considerablemente sus inversiones y su compromiso.

FINANCIAMIENTO Y GESTION RESPONSABLE

“Es esencial que haya un compromiso político mundial que apoye el financiamiento a largo plazo de los ODM,” afirma Andrew Cassels, director de Salud y Políticas de Desarrollo de la OMS. “Hay que recurrir a todos los medios posibles para obtener recursos, sin olvidar el alivio de la deuda. Necesitamos recursos previsibles y estables que permitan a los países formular planes a largo plazo. La salud debe ser un elemento fundamental de ese esfuerzo”.

Además de inversiones urgentes, los sistemas de salud necesitan que los países en desarrollo se comprometan a realizar una gestión más responsable y a incluir la salud entre las prioridades de sus planes nacionales y de reducción de la pobreza, y que los donantes coordinen mejor las ayudas. En el informe se cita como ejemplo de falta de coordinación el caso de Vietnam, que en un año recibió la visita de 400 delegaciones de donantes.

05/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más