Inicio » Para bien de las mujeres, urge un cambio masivo en las actitudes masculinas

Para bien de las mujeres, urge un cambio masivo en las actitudes masculinas

Por Martha Martínez

Cuarenta y cinco años después de la Declaración universal de los derechos humanos la comunidad internacional la cominidad internacional reconoce que también “los derechos humanos de la mujer y de la niña son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales”.

Este enfoque integral es uno de los mayores logros del movimiento de mujeres durante la Segunda Conferencia Mundial de Derechos Humanos, organizada por la ONU y en la que participaron 171 gobiernos.

Entre los principales acuerdos de la Conferencia de Viena destacan la recomendación de la asamblea general para considerar la violencia contra las mujeres como una violación a los derechos humanos, y el haber nombrado a un alto comisionado para los derechos humanos, lo mismo que a un relator especial sobre violencia contra la mujer.

De esta forma la Conferencia de Viena señala que toda persona, sin importar sexo, color, raza, edad o estado civil, tiene derecho a disfrutar de los derechos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional.

Asimismo, señala que el Estado tiene la responsabilidad primordial y el deber de proteger, promover y hacer efectivos todos los derechos humanos; entre otras cosas, adoptando las medidas legislativas y administrativas necesarias para crear las condiciones sociales, económicas y políticas que permitan asegurar que toda persona pueda, en la práctica, disfrutar de ellas.

Es indudable que nacional e internacionalmente ha habido avances en el respeto a los derechos de las mujeres; no obstante, también deben reconocerse los retrocesos del Estado en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones.

De ahí la necesidad de trabajar en la reformulación de una legislación penal, civil y administrativa a fin de prevenir, erradicar y sancionar las violaciones a las libertades fundamentales de las mujeres.

De manera paralela es importante desarrollar programas educativos y de difusión sobre la existencia y el alcance de los derechos humanos, pues únicamente por medio del conocimiento podremos avanzar hacia la eliminación de la violencia y discriminación contra la mujer.

Adicionalmente estos programas deben considerar a la población masculina, pues como señala la doctora Nafis Sadik, directora ejecutiva del Fondo de Población de la Naciones Unidas, “Ningún cambio fundamental en favor de la mujer será posible si no se produce un cambio masivo en las actitudes masculinas.”

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: