Inicio Para las mexicanas, una limitada oferta política

Para las mexicanas, una limitada oferta política

Por Guadalupe Vallejo

Con más o menos oportunidades y más o menos carisma, regresaron a la pugna electoral la candidata y los candidatos a la Presidencia de México. Detrás vendrán las candidaturas a diputaciones y senadurías federales que se pelean al interior de los partidos.

Desde allí, desde el interior de partidos y coaliciones, militantes, funcionarias y simpatizantes trabajaron para que cada una de las plataformas registradas ante el Instituto Federal Electoral (IFE) lleve una mirada hacia las mexicanas. Esta es toda la oferta.

A primera vista, Roberto Madrazo, Patricia Mercado, Andrés Manuel López Obrador, Felipe Calderón y Roberto Campa parecen estar en sintonía. Cada plataforma tiene un apartado con su oferta para las mexicanas.

En todas se abordan prácticamente los mismos puntos; da la impresión de que, en conjunto, la y los abanderados presidenciales sólo son capaces de ver un fragmento de la realidad social de las mujeres: lo evidente, la punta del iceberg.

Hasta allí son iguales. Un análisis de los apartados dedicados a las mujeres en las plataformas electorales de cada partido y alianza muestra las diferencias.

La más superficial es el número de propuestas, que pone en primer lugar a Patricia Mercado, candidata por el partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina (PASC), con una plataforma que incluye la realidad de las mujeres de manera transversal.

En último lugar quedaría Roberto Campa, del naciente partido Nueva Alianza (con la bendición de la lideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo) quien escuetamente ofrece igualdad para mujeres y hombres en todos los ámbitos.

Luego vienen las diferencias públicamente anunciadas en temas como el aborto o las parejas homosexuales: el Partido Acción Nacional (PAN), con Felipe Calderón como candidato, confirma su agenda ultraconservadora al pronunciarse por la penalización del aborto y la “protección al derecho a la vida desde la concepción.”

Parece que el abanderado blanquiazul olvida que también es necesario proteger la vida de las miles de mujeres que fallecen por abortos clandestinos realizados en condiciones insalubres.

Del otro lado, Patricia Mercado propone la despenalización del aborto por embarazos no deseados y la protección y el reconocimiento a las familias diversas, temas en los que el PAN mira en dirección contraria.

EL DIABLO ESTÁ EN EL DETALLE

Vale la pena mirar con lupa cada plataforma, puesto que una letra “s” de más o de menos podría generar políticas públicas distintas, como sucede con la “familia” panista: lo demostró Ana Teresa Aranda durante su gestión en el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Bajo este marco -pese a los diagnósticos del DIF sobre las diversas estructurales familiares- la plataforma de Felipe Calderón propone centrar toda la política del desarrollo social en la familia tradicional.

Del otro lado, la plataforma de Alternativa se refiere a las familias y, entre sus propuestas, además de la no discriminación hacia las parejas del mismo sexo al solicitar prestaciones en los servicios de salud, llama a la protección de las familias diversas en México, incluyendo a las rurales y las migrantes.

La penalización o despenalización del aborto, así como el acceso al procedimiento, también ocupa espacio en alguna de las 59 páginas que contienen tanto la plataforma de la Alianza por México, abanderada por Roberto Madrazo, como la coalición Por el Bien de Todos, con Andrés Manuel López Obrador a la cabeza.

Respeto al aborto legal es la posición de la Alianza por México, conformada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista (PVEM). Pero es una oferta políticamente correcta que evade el debate de fondo: el derecho de las mujeres a decidir sobre las hijas e hijos que desean tener.

Por su parte, la Alianza por el Bien de Todos, conformada por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia, propone revisar la legislación para proteger a las mujeres del aborto inseguro, y difundir las formas de acceso al aborto en los términos en que actualmente es legal.

¿Y EN TRABAJO Y VIOLENCIA, QUE?

También hay diferencias en las propuestas sobre violencia de género; cada plataforma contiene más de una decena de acciones para abatirla.

Mientras que Roberto Madrazo estaría por prevenir asesinatos de mujeres en la frontera y resolver el fenómeno del feminicidio en Ciudad Juárez -dejando de lado que es un fenómeno extendido por todo el país- Patricia Mercado pide recursos suficientes para el funcionamiento de la nueva Fiscalía Especializada de Delitos Violentos contra Mujeres.

En materia laboral, gane quien gane, de acuerdo con sus plataformas, tendría que garantizar un ambiente laboral seguro, sin discriminación por embarazo u hostigamiento sexual.

Queda por ver que no sean sólo promesas vertidas al aire para que la y los candidatos presidenciales tengan en las mujeres otro botín electoral; falta probar que han aprendido que ellas no pueden ser engañadas: para quien les mienta, no habrá final político feliz en 2006.

06/MR/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content