Paro de mujeres en Suiza visibiliza discriminación de género

INTERNACIONAL
FEMINISMO
   Tomaron las calles de Zurich, Berna, Basilea y otras ciudades
Paro de mujeres en Suiza visibiliza discriminación de género
Imagen retomada de Twitter oficial del Paro de Mujeres
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 14/06/2019

Cansadas de la discriminación estructural que sufren en su país, uno de los más rezagados de Europa en materia de igualdad sustantiva, las mujeres de Suiza llamaron hoy al segundo paro general de mujeres después de 1991. Miles de personas salieron a las calles de Zurich, Berna, Basilea y otras ciudades grandes y pequeñas para protestar.

Más de 50 mil mujeres se congregaron en Zurich e hicieron impasables las calles del centro. En Berna, 35 mil salieron a las calles. En casi todas las ciudades y pueblos del país, mujeres participaron en las acciones, vestidas en color morado, con globos, pancartas y banderas. A las once de la mañana, dejaron de trabajar para entrar en paro. En esta acción, participaron muchas estancias infantiles y escuelas.

Las organizadoras del paro convocaron a todas a dejar de trabajar a las 3:24 de la tarde en punto, porque dijeron que un ejemplo de la brecha de género en el trabajo, en Suiza, es que “las mujeres laboran gratis a partir de este momento.” En la ciudad de Lausana, mujeres formaron los números para marcar esa hora en las calles. En otras ciudades, en una acción coordinada, las manifestantes se “congelaron”, es decir, se mantuvieron inmóviles por un minuto para conmemorar el momento.

Una de las manifestantes, Anne-Marie Hueper, de 79 años, llevó una pancarta que decía: “La democracia más vieja del mundo? ¡Ni hablar!” El país no debería de ser tan presumido de su cultura democrática, dijo según medios internacionales, cuando hasta en 1971 se les dio el voto a las mujeres. Ella tenía 31 años en ese entonces.

Otras participantes marcharon con pancartas exigiendo una mejor atención médica a las mujeres, una educación no sexista, permisos parentales más largos, más estancias infantiles y salarios iguales. Las diputadas del “Nationalrat”, del parlamento nacional, se unieron a las manifestantes por unas breves 15 minutos. No querían que los hombres seguían votando sin ellas, explicó la parlamentaria de los Verdes, Regula Rytz, ante medios locales.

El 14 de junio marca una larga tradición en la lucha por derechos iguales de mujeres y hombres. Ese día, pero de 1981, la igualdad fue inscrita en la Constitución del país. Pero no hubo acciones para lograr una igualdad sustantiva. Por lo tanto, en 1991, medio millón de mujeres dejó de trabajar y entró en paro para exigir que se cumplieran sus derechos.

Sin embargo, hasta el día de hoy, Suiza es uno de los países más rezagados de Europa en materia de igualdad. La brecha salarial en 2016, según los datos públicos más recientes, fue de 12 por ciento. Sin embargo, en el sector privado, esta cifra se situó en 14.6 por ciento. Las mujeres que viven en pareja con hijas o hijos, realizan el 74 por ciento del trabajo doméstico, mientras que el hombre sólo asume el 3.5 por ciento de las tareas en casa. El 20 por ciento es realizado por ambos.

Uno de los puntos más referidos en el debate sobre el paro de mujeres fue el cuidado de niñas y niños. Actualmente, los padres suizos únicamente pueden pedir un día de paternidad. Un ranking del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, publicado esta semana y que comparó las medidas públicas para el cuidado de menores, mostró a Suiza en el último lugar de los 31 países europeos.

El informe contempló las semanas pagadas por baja de maternidad, por paternidad, los porcentajes de inscripciones de menores de 0 a 3 años y de 3 a 6 años en guarderías infantiles. La mayoría de las suizas trabaja tiempo parcial. Una de las consecuencias es que cuando se jubilan reciben una pensión inferior a la de los hombres.

También la violencia de género es un tema presente en aquel país. Cada dos semanas, ocurre un feminicidio. Una de cada cinco mujeres mayores de 16 años ha experimentado algún tipo de violencia sexual, según una encuesta de Amnistía Suiza publicada en marzo 2019.

La representación política de las mujeres en el país es baja. Ellas sólo ocupan 32 por ciento de las diputaciones en las dos Cámaras del Congreso. Al nivel municipal, la representación vacila entre una cuarta y una tercera parte de las diputaciones. Para cambiar estas cifras y lograr más legislación a favor de las mujeres, las mujeres políticas presentes en el paro hicieron un llamado a las manifestantes para votar por más mujeres en las elecciones federales en octubre de este año.

19/SG