Inicio Pekín 10 años después

Pekín 10 años después

Por la Redacción

Miseria, analfabetismo, discriminación y violencia continúan vigentes, a diez años de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer de Pekín, en 1995, donde los 191 países participantes se comprometieron a trabajar para combatir la pobreza y las desigualdades que padece más de la mitad de la población mundial, las mujeres.

Los países que firmaron la declaración, entre los que se encontraba México, se comprometieron a garantizar la plena aplicación de los derechos humanos de mujeres y niñas y a integrar en todas sus políticas públicas y programas la perspectiva de género.

Sin embargo, pese a los compromisos adquiridos durante esta conferencia y otras que le han antecedido, la realidad de las mujeres es otra; continúan muriendo durante el embarazo y posparto, abortan de manera clandestina, son las más analfabetas y tienen poca presencia en los puestos de toma de decisión a nivel mundial.

Cifras difundidas por el servicio informativo español Canal Solidario, reflejan las inequidades que persisten entre los géneros a nivel mundial en todos los ámbitos, pero principalmente en el educativo.

Un ejemplo de ello es que el 67 por ciento de las mujeres no tiene acceso a la educación: de los 876 millones de analfabetas en el mundo, dos terceras partes son mujeres. Las que logran alfabetizarse representan un 60 por ciento en comparación con los hombres quienes se ubican en el 80 por ciento.

A pesar de que las mujeres representan casi el 50 por ciento de la población mundial y elaboran entre el 60 y el 80 por ciento de los alimentos del mundo –según datos del fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)— representan el 70 por ciento de los más pobres y las que logran encabezar pequeñas empresas únicamente representan el 70 por ciento.

Por si fuera poco, tampoco tienen garantizado el acceso a los servicios de salud, muchas mujeres en el mundo continúan muriendo por causas relacionadas con el embarazo, parto y posparto.

Tan sólo la tasa de mortalidad materna en países en desarrollo es de una mujer por cada 48 nacidos vivos, en tanto que a nivel mundial cada año mueren más de medio millón de mujeres a causa de complicaciones en el embarazo y el parto.

Muertes que se evitarían, de contar con servicios básicos de salud materno-infantil cuyo costo sería de 3 euros ( 43. 5 pesos mexicanos aproximadamente); y de 230 euros (3 mil 135 pesos mexicanos), una vez producida la complicación.

Respecto a la violencia, una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido abusos sexuales o malos tratos, en tanto que el 47 por ciento de las mujeres ha manifestado que su primera relación fue forzada.

En Estados Unidos, por ejemplo, una mujer es golpeada cada 15 segundos y en Egipto, el 35 por ciento ha sido agredida por su marido alguna vez. En Bangladesh, el 50 por ciento de las mujeres asesinadas tuvo como victimario a su pareja.

En Reino Unido sólo el 13 por ciento de las mujeres violadas presenta una denuncia, y en 79 países no existe una legislación para sancionar la violencia doméstica.

La religión y los fundamentalismos han ocasionado la muerte de más de 135 millones de mujeres y niñas que han sido mutiladas genitalmente y en la India, cada año 15 mil mujeres son asesinadas por cuestiones de “honor” disfrazando estas muertes como “accidentes” causados por el fuego de las cocinas.

Por ello, la religión será uno de los temas fundamentales en el balance que se llevará a cabo en la Cumbre Mundial de la Mujer Pekín+10 que se realizará en marzo de 2005 y donde la organización civil internacional plurireligiosa Peace Council, presentará la Declaración de Chiang Mai donde hace recomendaciones para mejorar la relación entre los movimientos religiosos y las mujeres.

2004/LGL/BJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content