Inicio » Peligrosa influencia de conservadores en gobierno de Fox

Peligrosa influencia de conservadores en gobierno de Fox

Por Román González

El fortalecimiento de la derecha en los cuatro años del gobierno del “cambio” de Vicente Fox ejercen una influencia negativa en la política pública que toma diferentes formas como la negación de los derechos sexuales y reproductivos de la población, la penalización del aborto en mujeres violadas y el peligroso protagonismo político de la jerarquía católica.

Así, durante la actual administración, se han afianzado política y económicamente grupos como el Opus Dei, los Legionarios de Cristo, los Caballeros de Malta y Provida, en distintos niveles de instituciones gubernamentales.

Algunas agrupaciones ligadas al Partido Acción Nacional (PAN), destacan el grupo Provida, la Asociación Nacional Cívica Femenina (Ancifem), Desarrollo Humano Integral y Acción Ciudadana (DHIAC), el Opus Dei, el Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (Muro), la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) y los Caballeros de Colón.

De acuerdo con investigaciones, la fundación Vamos México, que preside Marta Sahagún, tiene nexos con el Opus Dei y los Legionarios de Cristo, donde la esposa del presidente Fox tiene una larga y conocida trayectoria como activista.

Esas organizaciones se caracterizan por concentrar sus esfuerzos para imponer sus valores y estereotipos desde la ideología católica.

En DHIAC, creado en 1975 como un proyecto para apoyar los intereses de grupos empresariales, como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ha dado cabida a personajes hoy importantes en la estructura del blanquiazul.

Entre los personajes que encabezan las tendencias de extrema derecha en el gabinete y se relacionan con la figura presidencial, está el secretario del Trabajo, Carlos Abascal Carranza, que se ha convertido en una figura inamovible y quien desde que tomó posesión de su cargo, se manifestó en contra de las trabajadoras a quienes pretende regresar al ámbito del hogar.

Abascal Carranza, ex dirigente nacional de la (Coparmex), en 2001, con motivo del Día Internacional de la Mujer, pronunció un discurso donde aseguró que la inserción de las mujeres en el mercado laboral significa un factor desintegrador de la familia, pues su función era materna y familiar.

Asimismo, José Luis Luege Tamargo, hoy procurador Federal de Protección al Ambiente, cuando fue dirigente del PAN capitalino, nombró al fundador de Provida, Jaime Aviña Zepeda, como titular de la Secretaría de Capacitación.

Otros que han tenido vínculos con DHIAC son Luis Felipe Bravo Mena, dirigente nacional del PAN, quien también fue presidente de la Coparmex y candidato a la gubernatura del estado de México, Claudio X. González, hasta los últimos días de junio del 2002 fungió como presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

ALERTA EN ORGANIZACIONES CIVILES

Recientemente, gracias a la denuncia de organizaciones ciudadanas, se descubrieron irregularidades por la entrega de recursos públicos a Provida. En enero de 2003, el ex diputado panista y entonces presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Luis Pazos, sin aprobación del pleno de la Cámara de Diputados, desvió 30 millones de pesos destinados para atender el VIH/Sida para esa organización.

Por ello, las agrupaciones defensoras de los derechos de las mujeres y combate al VIH/Sida, exigen al presidente de la junta de la Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Emilio Chuayffet Chemor, la instalación de la comisión que investigue el desvío de recursos para Provida.

Hoy se sabe que los recursos que se supone serían canalizados para la creación de los llamados Centros de Ayuda para la Mujer, (donde por cierto de descubrió la práctica de abortos clandestinos) fueron gastados en su mayoría en publicidad por la organización de ultraconservadora de Jorge Serrano Limón.

Para la integrante del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Norma Ubaldi Garcete, es bueno recodarle al ciudadano Vicente Fox, hoy presidente, lo es de un Estado laico, es decir, mandatario de un Estado cuyas políticas no deben favorecer las creencias de ninguna religión. “Un Estado neutro en materia religiosa”.

En su trabajo Sobre aborto y políticas públicas, Ubaldi Garcete precisa que cuando hablamos de un presidente creyente de un Estado laico, no se intenta cuestionar, con profundidad, por lo menos, si éste puede besar la mano del Papa, si puede comenzar una campaña “bajo la protección” del estandarte de la Virgen de Guadalupe, o si puede visitar El Vaticano con la intención de “legitimar” su matrimonio por las leyes civiles.

La feminista, quien ha desarrollado una importante actividad a favor de la legislación de los derechos reproductivos en México y en materia de aborto, aseguró que las políticas públicas de un Estado laico deben responder a la realidad, lejos de religiones e ideologías.

LAS ESCUELAS DEL OPUS DEI “Obra de Dios”

Según la investigación “Una forma peculiar de hacerse santos y vivir lo mundano: El Opus Dei en México”, realizada por Virginia Ávila García, en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE), la Universidad Panamericana (UP) y la Escuela Superior de Administración de Instituciones (ESDAI), se forman quienes ejercen una influencia en los sectores de decisión del país.

La profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, destaca que entre los cooperadores del Opus Dei, están familias como los Garza Sada, García Pimentel, Orvañanos o bien como los Gutiérrez Cortina, Senderos y Azcárraga, dueños de grandes empresas en país.

Sus formas de vida, de acuerdo con Ávila García, religiosa y social los identifican con los grupos sociales conservadores que los ven con agrado por la disciplina y su desinterés por propiciar cualquier cambio social que cuestione las estructuras clasistas.

De ahí, que como grupo social, hayan estado involucrados con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuando era la institución política gobernante. Ahora deben estar satisfechos de verse mejor representados en el gobierno.

Así, por cuidar esos vínculos nunca hicieron declaraciones que se opusieran al poder, por eso, si bien sus preferencias estaban con un partido católico como Acción Nacional, su pragmatismo los llevó a relacionarse con el PRI.

Al IPADE, han acudido presidentes de la República como Gustavo Díaz Ordaz, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, así como un innumerable grupo de subsecretarios y de altos mandos de Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad y de la Secretaría de Hacienda.

En los últimos cuatro años, la presencia de grupos conservadores, con poder económico, vinculados a la jerarquía católica, opositores permanentes de los derechos y libertades de la población, en especial los femeninos, forman parte de este gobierno que en el discurso oferta el desarrollo de las mujeres, pero en la práctica lo obstaculiza.

2004/RG/LR/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: