Inicio Peligroso aumento del cáncer de mama

Peligroso aumento del cáncer de mama

Por la Redacción

Anualmente mueren en el país cuatro mil 300 mujeres víctimas del cáncer de mama, es decir cada dos horas se registra un fallecimiento por esta causa, afirmó el doctor Gregorio Pérez Palacios, director del Instituto Nacional de Perinatología (INPer) Dr. Isidro Espinosa de los Reyes, de la Secretaría de Salud (SS).

Informó que tan sólo en el año 2000 se registraron un millón de nuevos casos y 370 mil muertes en todo el mundo, y destacó que en el caso de México los estudios efectuados sobre la epidemiología de esta enfermedad demuestran un incremento importante, sobre todo en los estados del norte del país y el Distrito Federal, donde se ha convertido en la primera causa de muerte entre la población femenina.

Durante la inauguración del II Curso Taller sobre Tumores de Mama Benignos y Malignos, el galeno comentó que a pesar de los importantes avances de la ciencia para atender los casos de cáncer de mama, este mal constituye en todo el mundo una verdadera iniquidad social y de género.

Dijo que el cáncer de mama está ligado a múltiples factores de riesgo, como son los genéticos, reproductivos, hábitos alimenticios y de estilo de vida.

Por su parte, Carlos Eduardo Aranda Flores, jefe del Servicio de Oncología del INPer, aseveró que entre los aspectos que inciden en el incremento de este padecimiento está el descenso de la mortalidad materna, la disminución de la tasa de fecundidad, que en la actualidad es de 2.3 hijos, y el aumento de la esperanza de vida al nacer, que en la mujer alcanza los 76 años.

El cáncer de mama en México se ha convertido en la segunda causa de muerte, seguida del cérvico-uterino y el mayor índice de mortalidad se presenta en las entidades federativas desarrolladas. Tan sólo en 2002 se registraron 11 mil 268 casos nuevos, que corresponden a 19 por ciento del total de las neoplasias en el país, en tanto que en los últimos 12 años el número de defunciones se incrementó 62 por ciento.

En tal sentido, Aranda Flores explicó que un estudio efectuado en instituciones especializadas reveló que el común denominador es el diagnóstico de la enfermedad en etapas avanzadas, con tumores de más de cinco centímetros, mientras que en sólo 3.7 por ciento de las pacientes las lesiones se identifican en estadios tempranos.

Enfatizó que en la mujer mexicana la edad promedio para desarrollar este tipo de tumor es de 51 años, mientras que en otros países llega hasta 63, pero lo alarmante es que 45.5 por ciento de los casos se presenta en menores de 50 años; entre 75 y 80 por ciento de las mujeres a quienes se les diagnóstica la enfermedad no tiene factores de riesgo hereditarios.

Es decir, que constituye el primer caso en la familia, lo que reafirma que esta enfermedad se asocia de forma importante con los hábitos alimenticios y el estilo de vida.

05/GV/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content