Inicio Penalización de aborto aumenta su clandestinidad

Penalización de aborto aumenta su clandestinidad

Por Rafael Maya

La penalización de la interrupción del embarazo en México ha “legitimado” la práctica del aborto clandestino, lo que ha acarreado la muerte de por lo menos mil mujeres al año y limitado a la población femenina el pleno ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos.

En entrevista con cimacnoticias, el sociólogo Eduardo Barraza, autor del libro “Aborto y pena en México”, consideró que lejos de evitar su práctica, la penalización del aborto ha orillado a las mujeres a ejercerlo en condiciones en las que su vida corre peligro.

Un paso previo para la despenalización total del aborto, dijo, sería excluir de la norma penal todos los asuntos que tienen que ver con los derechos reproductivos de las mujeres e incorporarlos a la legislación sanitaria, a fin de que se garantice la autonomía de las mexicanas a decidir sobre su cuerpo.

Se estima que en México ocurren alrededor de 500 mil abortos provocados. El Consejo Nacional de Población (CONAPO) considera esta práctica como la tercera o cuarta causa de muerte materna, mientras que el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), calcula que al menos mil mujeres mueren cada año como resultado de abortos mal practicados.

Barraza, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y colaborador de GIRE, presentará este jueves en la Facultad de Derecho, su libro que resume un estudio histórico sobre la penalización de esa práctica, así como las causales en las que se permite.

El especialista puso como ejemplo del avance hacia una eventual despenalización del aborto, las reformas realizadas el año 2000 realizadas a los códigos penal y de procedimientos penales del Distrito Federal, con las que se ampliaron las causales legales para esa práctica.

Resaltó que la Ley de Salud del Distrito Federal estipula los pasos para que las instancias sanitarias garanticen a las capitalinas su derecho a interrumpir un embarazo no deseado.

Aunque se pronunció abiertamente por la despenalización del aborto en México, Eduardo Barraza aclaró que se requiere de voluntad política del Poder Legislativo, principalmente, para que haya avances en ese sentido, en vísperas del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer este 28 de mayo.

Reconoció que los cambios no se dan “de la noche a la mañana”, pero advirtió que las condiciones sociales a nivel nacional e internacional “están dadas” para que cada vez más las normas garanticen los derechos reproductivos de las mujeres, en lugar de sancionar conductas supuestamente delictuosas.

El sociólogo apuntó que la sociedad mexicana se ha sensibilizado a favor de una cultura por los derechos sexuales y reproductivos, a contrapelo de lo que dicta la jerarquía católica y de lo que pregonan grupos ultraconservadores como Provida.

Igualmente, consideró que hay legisladores y legisladoras que se han mostrado receptivos a discutir el tema y a proponer cambios.

El autor de Aborto y pena en México, concluyó que la despenalización del aborto en países desarrollados como Italia, ha permitido a las mujeres ejercer plenamente su autonomía en materia reproductiva y tener derecho a una interrupción del embarazo en condiciones saludables.

2004/RM/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más