Inicio Persiste en Perú alto nivel de peligrosidad para los periodistas

Persiste en Perú alto nivel de peligrosidad para los periodistas

Por Redaccion

En el año que está por terminar han sido agredidos 180 periodistas en Perú, con lo que al igual que en 2008, cada dos días una comunicadora o comunicador sufrió un atentado por causas relacionadas con su trabajo, señaló la Oficina de los Derechos Humanos del Periodista, de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú.

En comunicado de prensa, se precisó que del total de atentados contra los periodistas peruanos, 68 fueron agresiones físicas y verbales, 34 presiones jurídicas y 29 amenazas y hostigamientos.

La mayoría de los atentados han sido cometidos por civiles (71), seguido por funcionarios civiles (54), policiales/militares y/o serenos (34) y elementos no identificados (21). También se han presentado 23 trabas al ejercicio, 11 presiones administrativas, ocho detenciones arbitrarias, cinco daños a la propiedad, así como dos secuestros.

Un total de 75 periodistas de radio resultaron agredidos este 2009. 60 laboran para la prensa televisiva y 45 de la escrita también sufrieron atentados. De ese total, 139 varones, 26 mujeres y 15 medios de comunicación fueron blanco de atentados.

ZONAS CON MÁS AGRESIONES A PERIODISTAS

El documento precisa que, Lima se convirtió este año en el lugar más peligroso para ejercer el periodismo en el Perú al contabilizar 20 agresiones, seguido por Maynas con 17, Alto Amazonas con 15, Cajamarca con 11 y El Santa con nueve.

Otros lugares de riesgo para la prensa peruana en el 2009 fueron Leoncio Prado y Abancay con ocho atentados respectivamente, mientras en Utcubamba se cometieron siete agresiones. Con cuatro le siguen Caylloma, Cusco, Huamanga, San Román, Mariscal Cáceres, Piura, y San Martín.

Tres agresiones ocurrieron en Arequipa, Coronel Portillo, Chepén, Pisco, Satipo, Trujillo y Huarmey; dos en el Callao, Chota, Huanta, Lampa, Pacasmayo, Paita, Sánchez Carrión, Tacna y Huari.

Un atentado se registró en Ascope, Cutervo, Chiclayo, Chucuito, Hualgayoc, Requena, San Ignacio, Santiago de Chuco, Tocache, Tumbes, Ica, Jaén, Lambayeque, La Convención, Mariscal Nieto y Nazca, afirma la Oficina de los Derechos Humanos del Periodista.

CASOS PREOCUPANTES

El silenciamiento de radio La Voz, de Bagua, en junio último, ha sido sin duda el caso emblema de agresiones a periodistas y medios en el 2009. En un afán de callar a un testigo incómodo de lo ocurrido en la denominada “Curva del Diablo”, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, valiéndose de argumentaciones de carácter técnico, retiró la licencia de funcionamiento de dicha radioemisora.

A pesar del reclamo unánime de la población de Bagua, del gremio de los periodistas y medios y del respaldo recibido en la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA –tras audiencia pública- el gobierno aún no le restablece la autorización para funcionar.

A ello se suma lo sucedido con el periodista Julio Vásquez, de radio Cutivalú (Piura), quien fue amenazado de muerte luego de haber denunciado torturas en el campamento minero Majaz y con el periodista Luis Rivas, corresponsal del diario La República en Lambayeque, quien fue herido de un balazo en la pierna derecha cuando cubría un desalojo de invasores en el histórico santuario Bosque de Pómac.

El documento de la Oficina de los Derechos Humanos del Periodista, afirma que Perú, se ha convertido en el país en el que más agresiones físicas se cometen contra los periodistas en la región.

A la fecha en América Latina han sido asesinados 31 periodistas, según reporta la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe.

09/LR/GTR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content