Inicio Pide Católicas por el Derecho a Decidir reformar la iglesia

Pide Católicas por el Derecho a Decidir reformar la iglesia

Por Silvia Magally

Tras el arribo del Papa Juan Pablo II a México la organización no gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) enviará a la nunciatura apostólica una carta dirigida al pontífice para pedir una reforma de la iglesia católica que responda las demandas del pueblo y promueva la defensa de los derechos humanos desde el interior de esta doctrina.

En conferencia de prensa Guadalupe Cruz, vocera de CDD, dio a conocer el contenido de la misiva previo a la quinta visita pastoral del Papa a nuestro país.

En el escrito las católicas señalan que dados los últimos acontecimientos en la comunidad eclesial, es necesario “una gran reforma de nuestra iglesia católica para revisar la promoción y la defensa de los derechos humanos al interior de nuestra propia casa”.

Propusieron así la democratización interna de las estructuras eclesiales con una mayor corresponsabilidad en la toma de decisiones, la participación de las iglesias locales en la elección de obispos, la incorporación de las mujeres en el liderazgo de la iglesia, y la rendición de cuentas de la autoridad eclesial no sólo ante la comunidad católica sino también ante las organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos.

Igualmente le solicitaron al Papa la creación de un órgano civil y eclesial que promueva los derechos humanos dentro de la propia comunidad católica.

Las católicas demandaron también mayor participación de las mujeres en los órganos de decisión eclesial, el respeto a su libertad de conciencia, y la defensa de su salud y los derechos reproductivos, avalados éstos por las convenciones y conferencias internacionales de la ONU.

Asimismo CDD demandaron también el acceso al diaconado permanente y al ministerio sacerdotal, además de que el celibato sea opcional tanto para religiosas como para sacerdotes.

De la misma manera consideraron urgente emprender campañas de salud y educación sexual dentro de la iglesia católica, dirigidas concretamente a seminaristas, diáconos, obispos, cardenales, religiosos y religiosas para pronunciarse por la promoción de una sexualidad informada, libre y responsable que fomente una vida sexual protegida, “por lo que es necesario dejar de prohibir el uso del condón”.

Al mismo tiempo aprovecharon para pedirle al Papa que la iglesia deje de condenar a las mujeres que utilizan anticonceptivos, lo mismo que a las lesbianas y a quienes enfrentan problemas como el aborto, la eutanasia, el divorcios o el vih/sida.

Enumeraron una larga lista de problemas que obligan a reformar la iglesia católica, como por ejemplo las denuncias de abuso sexual contra Marcial Maciel de los Legionarios de Cristo, las denuncias de violencia sexual y abuso de poder de religiosas por sacerdotes en 23 países del mundo o el escándalo de sacerdotes pederastas.

No son hechos aislados, dijeron, sino síntomas de problemas no resueltos; de expresiones de insatisfacción o de retornos violentos.

Finalmente acusaron a la jerarquía católica de resistirse al cambio en momentos en que se encuentran en crisis debido al debilitamiento de su autoridad moral.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más