Pide liberación indígena loxicha a gobernador oaxaqueño

    Acusada de ser integrante del EPR sin pruebas
Pide liberación indígena loxicha a gobernador oaxaqueño
Por: Valeria Valencia Salinas
cimac | Tuxtla Gutiérrez.- 10/03/2004

Una mujer indígena presa hace dos años por ser loxicha pidió al gobernador oaxaqueño, José Murat, que la libere de la cárcel luego de que elementos judiciales la detuvieran en su casa sin ninguna orden de aprehensión y la torturaran para que se declarara integrante del Ejército Popular Revolucionario (EPR).

Ante este hecho, la Organización de Pueblos Indígenas Zapotecos (OPIZ) declaró que el 8 de marzo "las mujeres loxichas no tuvimos nada que celebrar", pues a dos años de la detención de la zapoteca Isabel Almaraz Matías, la Procuraduría de Justicia de esa entidad ha levantado una campaña de satanización en su contra.

La OPIZ señaló que Almaraz Matías se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 3 de marzo, solicitando a las autoridades judiciales estar presentes para una declaración de prensa que emitirá con el fin de explicar su situación y pedirle al gobernador "la saque del infierno" que significa la cárcel.

La pesadilla inició el 25 de junio de 2002, cuando al regresar del hospital (donde se encontraba su mamá en estado de coma) con sus dos pequeñas hijas e ingresar a su vivienda, varios policías la detuvieron "sin más averiguaciones y con lujo de violencia para llevarlas a la Procuraduría, donde la torturaron física y psicológicamente delante de las menores para que se declarara integrante del EPR y cómplice de una supuesta banda de secuestradores", relató la OPIZ.

Además de ella llevaban a otras dos personas, quienes aparecieron posteriormente con visibles huellas de tortura y en el lugar de los hechos quedó una persona muerta, misma que después fue incinerada a instancias de la Procuraduría para borrar toda evidencia, informó la organización zapoteca.

Como parte de la tortura psicológica, llevaron a sus hijas al DIF, donde estuvieron cerca de un mes hasta que los familiares de Isabel las reclamaron.

Hoy en día, su esposo se encuentra prófugo porque lo acusan también de ser miembro del EPR. Sus hijas están prácticamente "huérfanas", ya que la mamá de Isabel murió. Según la OPIZ, la zapoteca presa está angustiada ante esta situación, y aún sin recuperarse de la varicela inició el pasado 3 de marzo una huelga de hambre al fin de ser escuchada por las autoridades.

Las mujeres loxichas no tenemos nada que festejar este Día Internacional de la Mujer, concluyó la organización, pues este hecho contradice el discurso fácil y demagógico a favor de los indígenas y las mujeres de José Murat, por lo que pidieron a la sociedad civil mexicana pronunciarse por la liberación de Isabel.

04/VVS/GBG/