Inicio Piden instalar en Honduras oficina internacional de DH

Piden instalar en Honduras oficina internacional de DH

Por Gladis Torres Ruiz/enviada

Mientras los actos de protesta contra el gobierno de facto de Roberto Micheletti continúan, hoy arribaron a Honduras, con miras a restablecer el orden constitucional, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza y los cancilleres de México, Panamá, República Dominicana, Jamaica, Canadá, Argentina y Costa Rica.

Luego de que diversas organizaciones internacionales –entre las que se encuentra el Observatorio de la Transgresión Feminista– denunciaron de manera reiterada la vulneración de los derechos humanos de las mujeres y de la población en general a raíz del golpe de Estado, la misión de la OEA llegó a la capital del país centroamericano para exhortar a que se restituya al presidente depuesto Manuel Zelaya.

Con tal propósito, sostendrán reuniones de alto nivel con integrantes del Congreso, la Corte Suprema de Justicia y el Tribunal Electoral, entre otras instancias y luego de que durante más de 50 días miles de mujeres, niñas, niños y hombres se han manifestado en forma ininterrumpida y pacífica contra el gobierno de facto de Roberto Micheletti.

Durante estos actos, los y las simpatizantes de Zelaya recibieron agresiones físicas y psicológicas de manera reiterada; hasta el momento, permanecen presas cinco personas y 19 en libertad bajo caución –entre ellas dos mujeres–, acusadas de “sedición y daños en propiedad ajena”.

Ante estos hechos, Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) en México entregaron el viernes pasado una carta a Alberto Brunori –Representante de La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH- México)–, Teresa Rodríguez –Directora regional del Fondo para el Desarrollo de las Mujeres de las Naciones Unidas (UNIFEM)– y Magdy Martínez-Solimán –Representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-México).

En el documento hacen una petición urgente para que se instale en Honduras una Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, al considerar ésta como uno de los pocos instrumentos con que la población podría contar para defenderse y enfrentar el embate violento del gobierno de facto ejecutado a través de la Policía y las Fuerzas Armadas.

En este sentido las feministas del país mesoamericano, integradas en la coalición “Feministas en Resistencia” señalaron la semana pasada, durante la Jornada de los Derechos Humanos de las Mujeres de Honduras, que se encuentran ante la imposición de un Estado de sitio y la suspensión de garantías constitucionales.

A pesar de lo anterior, afirmaron que continuarán adheridas al Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado, a fin de reclamar el retorno al orden constitucional, así como el regreso y reinstalación del presidente democráticamente elegido, Manuel Zelaya.

Cabe destacar que el Gobierno de facto prometió entregar el poder a quien resulte ganador de las elecciones previstas para noviembre; sin embargo, organismos internacionales entre los que se encuentra la OEA señalan que esos comicios no serían reconocidos.

En este sentido, la feminista hondureña Carmen Castro refirió a Cimacnoticias: “no es posible que este gobierno usurpador esté pensando en elecciones; con qué cara puede llamarnos a votar. Las y los ciudadanos ya tenemos un presidente”.

Por ello, agregó, antes de votar se debe restablecer en el país el orden constitucional, ya que las instituciones están desmanteladas, toda vez que la crisis inició hace poco más de un año, con las pugnas por el poder entre los partidos políticos que contenderían en las elecciones de noviembre próximo.

A ello se sumaron las desavenencias entre Manuel Zelaya y el Congreso, las que se acentuaron por el acercamiento de “Mel”—como le nombran al mandatario depuesto– con los países miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba).

Para la feminista en resistencia, un factor que influyó en orígenes del golpe fue la propuesta de Zelaya para realizar la Consulta Popular que preguntaría a la población si estaba de acuerdo con instalar una cuarta urna en los comicios de noviembre, para la realización de una Asamblea Nacional Constituyente.

“Las feministas estamos por la constituyente, en tanto es urgente un cambio bajo reglas claras, serias y formales, con sustentación ideológica y (así) acabar con el fraude de que somos víctimas por parte de los políticos de siempre”, subrayó.

09/GTR/LG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content