Inicio Piden parteras reconocimiento jurídico y legal de su actividad

Piden parteras reconocimiento jurídico y legal de su actividad

Por Claudia Fernanda Martínez

Las y los parteros tradicionales de Oaxaca, pidieron hoy la protección intelectual de la medicina herbolaria que se practica en las siete regiones del estado, que ha sido saqueada y comercializada dentro y fuera del país, y demandaron el reconocimiento jurídico y laboral de su actividad.

En el Primer Encuentro con la Partería Tradicional de Oaxaca que inició hoy aquí, los y las parteras señalaron que sólo a través de la organización y el reconocimiento jurídico de su trabajo podrán acceder a prestaciones básicas, como remuneraciones económicas y atención hospitalaria para ellas y sus familias.

El coordinador del Programa de Salud Reproductiva del IMSS, Pascual Cruz Sánchez, calificó el trabajo de las y los parteros tradicionales como una actividad humanista que fue destruida durante la colonización por considerarla pagana, pero que sobrevivió hasta nuestros días por la necesidad de las mujeres indígenas de ser atendidas en sus partos.

Destacó que el reconocimiento institucional formal registró en 1972 a un total de mil 500 parteras en Oaxaca, cifra que ha disminuido en un 40 por ciento, actualmente hay registradas 812 parteras, de las cuales 52 pertenecen al régimen ordinario del sector salud y 760 están inscritas bajo la modalidad IMSS-Oportunidades.

Explicó que estas parteras y parteros reciben a cambio atención médica y medicamentos para ellas y sus familias, un apoyo trimestral para gastos de pasajes y capacitación, aunque ya no reciben el instrumental para “un parto limpio”, mismo que fue suspendido hace dos años por falta de dinero.

A su vez y ante más de 100 parteras y parteros, la partera tradicional Hermila Diego, originaria de la Sierra Norte Oaxaqueña, convocó a las parteras de Oaxaca, México y América Latina, a seguir transmitiendo y compartiendo sus conocimientos, pero también a construir un gran frente para exigir su reconocimiento jurídico y laboral en sus comunidades.

Las parteras asistentes señalaron que con el conocimiento adquirido por sus madres y sus abuelas, no sólo atienden a las mujeres antes, durante y después del parto, sino que también elaboran medicamentos herbolarios que forman parte de los recursos naturales de sus regiones a precios accesibles.

Señalaron como urgente la protección intelectual de la medicina tradicional indígena por la legislación mexicana y cuestionaron los cursos y programas de capacitación gubernamentales.

Aseguraron que éstos carecen del conocimiento de la medicina tradicional y solamente intentan formar asistentes o promotoras sanitarias y pidieron la inclusión de las practicas tradicionales a estos programas.

2003/CFM/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más