Inicio » Pobre, más del 50 por ciento de la fuerza laboral, debido a política salarial

Pobre, más del 50 por ciento de la fuerza laboral, debido a política salarial

Por Guadalupe Cruz Jaimes

En México, la política salarial coloca en situación de pobreza a más del 50 por ciento de las y los trabajadores, cuyo ingreso les impide adquirir la canasta básica recomendada para una alimentación saludable, afirmó Gabriela Besunsan, abogada laboralista.

Durante el foro “La Reforma Laboral que necesitamos en México”, que se realizó en la Cámara de Diputados”, la abogada expuso que para abatir esta problemática es conveniente que sea el Legislativo en San Lázaro, quien defina los aumentos salariales.

Este mes, distintos organismos nacionales e internacionales denunciaron la pérdida del poder adquisitivo en la población mexicana, frente al desigual aumento salarial y el incremento de la canasta básica.

Mientras el salario mínimo pasó de 53.26 a 55.84 pesos, es decir que se elevó 2.58 pesos, por jornada de trabajo, para 2011, en los últimos cinco meses, el costo de los productos que integran la canasta básica (pollo, huevo, carne, aceite, frijol, azúcar, arroz, queso, leche y tomate) aumentó de 3 a 5 pesos.

De acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara baja, el poder adquisitivo de las y los trabajadores disminuyó 45 por ciento a partir del 2000, año en que inició la administración del partido Acción Nacional en el país.

Hace una década, las familias mexicanas podían comprar 20 productos de la canasta básica con 270 pesos, el mismo conjunto de alimentos y bienes cuesta hoy 552 pesos, por lo que para tener acceso a la alimentación recomendable necesitarían laborar casi diez jornadas laborales, señala el análisis de dicho centro.

Al respecto, la Confederación Nacional Campesina (CNC), con base en un estudio realizado por el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que la canasta básica se encareció 115 por ciento, durante la gestión de Felipe Calderón, actualmente las y los trabajadores adquieren hasta 40 por ciento menos alimentos, que a principios de este sexenio.

En este sentido, la Organización Internacional del Trabajo refirió en su Informe mundial sobre salarios 2010-2011, que el aumento salarial propició la pérdida del poder adquisitivo de las y los mexicanos, al pasar de menos 0.1 por ciento en 2007, a menos 0.6 por ciento en 2009.

En el documento, el organismo señala que previo a la crisis económica, México era uno de los países con menor crecimiento en el salario mensual, con un avance de 0.4 por ciento, actualmente, la tendencia continúa siendo a la baja.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, el aumento real de salario mínimo en México, sólo está por encima de países como República Dominica, Haití, Bahamas y Trinidad y Tobago. Mientras que en Bolivia el aumento salarial mensual fue de 8.3 por ciento, de 9.3 en Argentina y de 11.4 por ciento en Nicaragua.

En este escenario, el Partido de la Revolución Democrática se pronunció para que el salario mínimo se fije al menos en 72 pesos diarios en las tres áreas geográficas en que se divide el país.

Este grupo parlamentario agregó que de los 121 artículos de la canasta básica, el 86 por ciento ha registrado incrementos, lo que ha propiciado un deterioro importante de la economía del país.

10/GCJ/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: