Inicio » Policías y ex agentes de seguridad, involucrados en feminicidio

Policías y ex agentes de seguridad, involucrados en feminicidio

De enero a abril de este año se han registrado 30 casos de feminicidio en Nicaragua, nueve más en comparación con el mismo periodo de 2013, lo que mantiene en alerta a los grupos defensores de Derechos Humanos de las mujeres.
 
Magaly Quintana, de la organización civil Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), dijo que es momento de que el Estado nicaragüense reconsidere la reforma que hizo el año pasado a la Ley 779 que penaliza todo tipo de violencia contra las mujeres, y que fue modificada para permitir la mediación (conciliación) en los casos de violencia, pese a la oposición del movimiento de mujeres.
 
Por la cultura machista y la influencia de las iglesias, en 2013 el Parlamento nacional reformó la Ley 779 y ya son varios los casos de feminicidio en los que las mujeres denunciaron violencia y las mandaron a mediar, denunció Quintana.
 
Este año llama la atención que dos feminicidas eran policías y parejas de las víctimas, uno en activo y el otro retirado de las filas de seguridad.
 
Sobre estos dos casos, la jefatura nacional de la institución se ha negado a comentar. Lo único que dijo la comisionada Aminta Granera en una comparecencia reciente fue que lamentaba que en el país centroamericano “el feminicidio se nos ha disparado”.
 
Abundó que se pasó de 65 comisarías de la Mujer que había el año pasado a 153 para cubrir todos los municipios del país. La policía está imposibilitada de frenar por sí sola los casos de feminicidio en el país; se requiere de la participación del resto de la sociedad porque la violencia de género es un problema social y cultural, dijo Granera.
 
Pero las denuncias contra la policía continúan. El caso más reciente fue el asesinato de una profesora del municipio de Tipitapa, a media hora al noreste de Managua.
 
La madre de la víctima dijo que su hija había denunciado inicialmente al ex policía agresor, pero no le tomaron la debida atención, por lo que acudió a otra delegación policial donde apresaron al sujeto dos días y luego se ordenó la mediación. Al final el agresor ultimó a la profesora y después se suicidó.
 
A finales de abril pasado, también en la ciudad de Masaya, a media hora al oriente de esta capital, fue condenado con la pena máxima un ex policía que era trabajador activo de la institución al momento de cometer el crimen.
 
Para Gonzalo Carrión, director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), las autoridades deberían revisar constantemente el comportamiento de sus oficiales y detectar los comportamientos inadecuados, para tomar las medidas correspondientes y evitar que los agentes o ex policías se involucren en hechos de violencia contra las mujeres.
 
En estos cuatro meses de 2014, el norteño departamento de Jinotega –a tres horas de esta capital– ocupa el primer lugar de asesinatos de mujeres con seis, seguido de Managua, con cinco, y las dos regiones autónomas del Caribe Norte y Sur en tercer lugar, y también el norteño departamento de Matagalpa en cuarto lugar, según el monitoreo de CDD.
 
14/NR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más