Inicio Políticas públicas para mujeres, pide Morfín

Políticas públicas para mujeres, pide Morfín

Por María de la Luz González

Poner a las mujeres en el centro de las políticas públicas, y no dejarlas sólo como tema del 8 de marzo o del 25 de noviembre, Día Internacional de las Mujeres y Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, respectivamente, demandó la comisionada especial del gobierno federal para Ciudad Juárez, Guadalupe Morfín Otero.

En su segundo informe de gestión, la funcionaria plantea una serie de estrategias para la construcción de modelos para la atención del feminicidio a partir de las experiencias en Ciudad Juárez, las cuales incluyen una efectiva coordinación entre los diferentes niveles de gobierno, y reconoce que “falta una instrucción precisa de alineación por parte del Ejecutivo Federal”.

“Falta voluntad política de coordinación de todas las áreas federales con el mismo sentido ético y de legitimidad, con la misma intención de aplicar el derecho internacional de los derechos humanos, en particular las convenciones de Naciones Unidas y la de Belem do Pará para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres”, advierte.

Se requiere además, señala, una mayor cohesión y acuerdos entre las organizaciones de la sociedad civil para fortalecer el tejido social.

“Hace falta generar un modelo de intervención preventiva y de intervención en crisis, fortalecer la red de refugios y garantizar su seguridad. Que inicie en serio la investigación de las redes de tráfico sexual que recorren la República, cuyas víctimas comenzamos a contar las mujeres, y también los hombres solidarios y conscientes”, manifiesta.

Señala que para ser leales con las mujeres, tanto de Ciudad Juárez como de toda la República, es necesario contar con una ley federal que brinde un marco contra la violencia de género, y, al respecto, hace un reconocimiento al trabajo que realizan las comisiones especiales del Senado y la Cámara de Diputados para impulsar esa ley.

Es necesario también, sostiene, “destinar un poderoso presupuesto para hacer vigente esa ley y para realizar políticas públicas sin ambages, como en España”, y lograr una atención e investigación integral de los casos, “sin fracturarlos entre lesiones, violaciones, homicidios, tentativas, violencia de tipo serial o doméstica”.

Recomienda igualmente llevar bien las cuentas y clasificar correctamente los homicidios contra las mujeres, según una perspectiva de género, en los ámbitos de procuración de justicia; encontrar a todas las desaparecidas o extraviadas; identificar los restos de mujeres depositados en la fosa común o en el Servicio Médico Forense, y cotejarlos con los casos de desaparición o extravío.

La funcionaria propone someter los expedientes a una metodología de análisis que, junto con el testimonio de familiares y de la comunidad, pueda dar cuenta de la verdad; fomentar la legalidad en el uso de los espacios urbanos, “lo que implica supervisar y regular los giros negros”, así como investigar y sancionar la tortura.

“Falta incorporar más al Poder Judicial en la erradicación de la impunidad, con apego a las garantías del debido proceso legal para todos los inculpados, y someter al monitoreo ciudadano las credenciales éticas y currículos de los jueces: que se evalúen sus méritos y se actúe en consecuencia”, sostiene.

Demanda, asimismo, erradicar por todos los medios el tráfico sexual y la explotación de niñas y niños; establecer condiciones para las concesiones y el funcionamiento del sistema de transporte público bajo esquemas que garanticen seguridad para las mujeres, y con fácil identificación de turnos y choferes para, en caso de ilícitos, determinarles responsabilidad.

Morfín considera que también es necesario involucrar más a las secretarías del Trabajo y Previsión Social y de Hacienda y Crédito Público con el empresariado de las maquiladoras y el municipio de Ciudad Juárez en la creación y ubicación funcional de una red de centros de cuidado de niñas y niños hijos de las obreras, con incentivos fiscales y facilidades por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Morfín concluye que, para las familias de las víctimas, “ninguna ayuda será suficiente si el núcleo de la justicia no se atiende, y es ahí donde hay más tareas pendientes. Es preciso reconocer los esfuerzos en el ámbito de la procuración de justicia local y federal y señalar lo que hace falta de sus respectivos trabajos”.

05/LG/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más