Inicio Por gusto, prostituta; por trabajo, trabajo sexual

Por gusto, prostituta; por trabajo, trabajo sexual

Por Guadalupe Vallejo Mora

“Soy libre de ejercer mi profesión y trabajar con cualquier parte de mi cuerpo, porque a diferencia de un locutor que utiliza la boca para trabajar o de un médico que utiliza las manos, nosotras lo hacemos con nuestro cuerpo”, opina Alejandra, sexoservidora de las calles de Sullivan.

A sus 57 años de edad recuerda que por necesidad se inició en esta profesión cuando contaba con 18 años. Los motivos, “diversos”, lo cierto es que “me salí un tiempo y desde 1995 a la fecha estoy a cargo de la Asociación, ejerciendo cuando se puede con mis clientes, con mis amigos”.

Actualmente encabeza la Asociación en Pro Apoyo a Servidores A. C. (APROASE), que agrupa a 200 sexoservidoras en el Distrito Federal, ubicadas en las calles de Sullivan, una de las zonas toleradas de la delegación Miguel Hidalgo, donde se concentra, al igual que en las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza, el porcentaje mayor de las cerca de dos mil trabajadoras de la capital del país, sin incluir la “cifra negra” que se da en bares, discotecas, table dance, casas de citas y centros de masaje, entre otros.

“El sexo servicio en la capital del país se ejerce por necesidad, pero también por gusto. Es, además, una actividad que debe ser considerada como un trabajo no asalariado y quienes nos dedicamos a esta profesión la ejercemos con gusto”, destaca Alejandra Gil,

Asegura que en América Latina se impulsa ya una corriente en donde lo que se busca es que algún día las trabajadoras sexuales no estén paradas en la esquina por una necesidad económica sino porque realmente quieren serlo; porque la otra opción que les dieron no les gustó.

Para ella la edad no es impedimento para seguir en esta actividad. “Aquí (en la Asociación) tenemos muchas mujeres trabajadoras sexuales mayores de edad que seguimos adelante; muchas somos abuelas y nos sentimos orgullosas de serlo porque cualquier trabajo es digno. Lo importante es que conozcas tus derechos y obligaciones”.

“Hay mujeres que se dicen trabajadoras sexuales independientes; nosotras también lo somos, nadie nos tiene con un grillete en el piso, no estamos amarradas, por eso no queremos zonas de tolerancia sino de trabajo”, agrega.

-¿Hay quienes trabajan por gusto?

-Sí, por gusto hay en todos lados, por gusto se llama prostituta, y por trabajo se llama trabajo sexual; son dos cosas muy distintas. Por gusto yo puedo utilizar mi cuerpo e irme con quien yo quiera y si voy a trabajar entonces voy a recibir una remuneración. La ley del trabajo dice: El que recibe una remuneración económica por un trabajo está haciendo un trabajo.

LA ASOCIACION

Respecto a su Asociación, creada en 1985 para defender los derechos humanos y laborales de las sexoservidoras, recuerda que surgió como respuesta a las redadas, amenazas y golpes que se cometían en contra de ellas. Hoy en día cuenta con un sistema de seguridad muy avanzado:

“No hacemos exámenes de SIDA pero sí pedimos a todas que utilicen el condón; que vayan a realizarse sus exámenes cervicouterino, de mama. El de VIH no es obligatorio, No permitimos extorsiones, si a alguna la detienen vamos con ella; si tiene alguna agresión de algún cliente vamos para que levanten la demanda, no las dejamos solas”.

Respecto a las edades, deja claro que a ninguna menor de edad se le permite trabajar en la Asociación, porque “eso es prostitución infantil; si hay duda con alguna chica pedimos su autorización para que un médico legista la examine, aunque lo cierto es que las menores que nosotras rechazamos se van a otros lugares donde sí son explotadas o van a estar deambulando por las calles”.

Para Alejandra, programas que pretenden regularizar su profesión van y vienen pero lo cierto es que “nadie le ha querido entrar”. Deja claro que con gusto aceptarían una pensión, siempre y cuando sea proporcional a los ingresos que ellas reciben como sexoservidoras.

2005/GV/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content