Inicio » Por los derechos del nacimiento y el parto respetado

Por los derechos del nacimiento y el parto respetado

Por la Redacción

No es lo mismo nacer en Suecia que en Nigeria, pues mientras que el primero se encuentra entre los que gozan de mayor bienestar en el mundo, el segundo está en último lugar, según un reporte de Save the Children, con motivo de la celebración del Día Mundial por los Derechos del Nacimiento y el Parto Respetado que se celebra hoy.

El objetivo de esta conmemoración es luchar por el acceso a un parto natural, respetado y seguro, en el que las mujeres puedan elegir y decidir, informa la agencia Artemisa.

El Informe de las Madres, presentado por Save the Children, clasifica los mejores y los peores lugares para madres, niñas y niños en el mundo, además de comparar su nivel de bienestar en 140 países

Así Suecia, Islandia y Noruega ocupan los primeros puestos para las madres, niñas y niños, mientras que Nigeria se encuentra en el último lugar. De los 66 países en desarrollo Argentina está en el segundo lugar y junto con Uruguay, Costa Rica y Panamá se encuentra en el grupo de los 10 mejores de la región.

Los 10 países mejor clasificados, en general, alcanzan una calificación muy alta por la salud de madres, hijas e hijos, nivel educativo y económico. Los 10 peores –nueve del África subsahariana– son una imagen invertida de los 10 mejores, con un pobre desempeño en todos los indicadores. Estados Unidos se ubica este año en el puesto número 26, empatado con Croacia, Estonia y Polonia.

INICIATIVAS CON LA COMUNIDAD

En América Latina, importantes iniciativas a nivel comunitario para detectar las enfermedades de la infancia situaron a los países en mejores posiciones.

Es el caso de Nicaragua, cuyo factor clave fue la introducción de métodos modernos de planificación familiar. Anticonceptivos simples y económicos permiten a las mujeres ?dos de cada tres– tener un mayor control sobre su maternidad, estableciendo intervalos entre embarazos que son más sanos para madre, hija o hijo.

El informe describe cómo miembros de la comunidad, encargados de impartir un conocimiento médico básico, permiten mejorar las prácticas natales existentes respetando las creencias culturales y religiosas.

En Bolivia, algunas comunidades continúan usando una piedra afilada o un pedazo de arcilla de una vasija ceremonial para cortar el cordón umbilical ya que, según la tradición, una navaja o una cuchilla causará que el bebé se convierta en ladrón cuando sea adulto. En vez de tratar de detener la práctica por completo, para prevenir mortales infecciones creadas por el uso de instrumentos sucios, a las madres se les enseña la importancia de hervir la piedra en agua o esterilizar la arcilla.

En comunidades indígenas de Guatemala, las familias conservaron la vieja costumbre de bañar al bebé inmediatamente después de nacido para asegurar que no se convertirá en un mujeriego o una aventurera cuando crezca. Gracias al trabajo de líderes comunitarios, las madres están aprendiendo que el rito del primer baño puede bajar peligrosamente la temperatura del bebé.

Brasil y México se clasifican entre los 10 países que más progresos hacen para salvar la vida de las y los niños de menos de 5 años.

Las condiciones de las madres, hijas e hijos en los países peor clasificados en el índice del Informe son implacables.

Una de cada 13 mujeres como promedio morirá por causas relacionadas con el embarazo. Casi 1 de cada 5 menores de edad fallece antes de su quinto cumpleaños y más de 1 de cada 3 sufre de desnutrición. Alrededor del 50 por ciento de la población carece de agua potable, y sólo 3 niñas por cada 4 niños están matriculadas en la escuela primaria.

“Si 75 años de experiencia en el terreno nos han enseñado algo, es que la calidad de la vida de los niños depende de la salud, la seguridad y el bienestar de sus madres”, afirmó Charles MacCormack, presidente y CEO de Save the Children.

“Al dar a las madres acceso a la educación, oportunidades económicas y cuidado de la salud maternal y del niño, aseguramos que las madres y sus hijos tendrán las mejores probabilidades de sobrevivir y prosperar”, advirtió.

En lo que concierne al bienestar de las y los niños el Informe establece que Italia ocupa el primer lugar y Afganistán empata en el último con Nigeria.

Mientras casi todos los niños y niñas de Italia disfrutan de buena salud y educación, 1 de cada 4 en Afganistán puede morir antes de los 5 años. En Afganistán y en Nigeria, el 40 por ciento de menores de edad están desnutridos. En Nigeria, menos del 50 por ciento de niñas y niños están matriculados en la escuela primaria, y sólo una niña afgana por cada dos niños está en la escuela. Más de la mitad de las y los niños en ambos países no tiene acceso a agua potable.

07/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: