Inicio Por “omisión” del Conapred, presentarán queja ante la Segob

Por “omisión” del Conapred, presentarán queja ante la Segob

Por la Redacción

Julieta Buendía Hernández, periodista y profesora de la Universidad de Cuautitlán Izcalli en el Estado de México discriminada por un supuesto contagio de influenza AH1N1, denunció que ninguna institución atendió su reclamo como víctima.

El pasado 22 de febrero Julieta ingresó a urgencias del Hospital General de Zona número 57 “La Quebrada” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con un probable diagnóstico de influenza AH1N1, el cual resultó falso pero derivó en maltratos de las autoridades de esa universidad en su contra.

La difusión de la supuesta enfermedad que causó pánico en la comunidad universitaria provocó que directivos de la institución, donde laboró desde agosto de 2011 hasta hace unos días cuando terminó su contrato, la discriminaran y la mantuvieran aislada.

La profesora relató que luego de que la universidad divulgó la información falsa recibió llamadas en las que se le calificó de irresponsable por acudir en ese estado de salud a dar clases, le negaron la entrada a la institución, le quitaron sus grupos de clase y finalmente la despidieron.

Si bien su salida de la universidad se dio porque finalizó su contrato, Julieta argumentó que le enviaron una carta donde le niegan la renovación por ser muy “conflictiva” pues no se quedó callada y presentó una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Asimismo la afectada acudió ante la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), y aunque ambas instancias federales se comprometieron a apoyarla y darle seguimiento a su caso, no pasó nada.

Finalmente fue despedida de la universidad sin que el Conapred y la Conavim pudieran hacer algo, por lo que la quejosa adelantó que acudirá ante la subsecretaría de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), a fin de obtener una respuesta.

Si bien el Conapred abrió un expediente para mediar entre Julieta y las autoridades universitarias, el consejo lo cerró porque las partes no llegaron a un acuerdo, lo que a decir de la quejosa es inaudito pues este organismo está para atender casos de discriminación.

La también columnista del diario El Financiero sostiene que seguirá su lucha por defender su nombre y su derecho a un trabajo digno pues ?asegura? quizás hay más docentes cuyos derechos laborales han sido afectados por decisiones arbitrarias de sus superiores.

Además no descarta hacer un seguimiento puntual del actuar de las instituciones de Estado que fueron creadas para erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres, y que pese a ello no pueden o no quieren hacer nada.

Julieta lamentó que las quejas y denuncias de mujeres profesionistas con empleo, salario, familia y educación, no sean tomadas en cuenta porque aparentemente no son un grupo vulnerable o porque hay casos más importantes que dicen sí se atienden.

12/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content