Inicio Pornografía y sexo protegido

Pornografía y sexo protegido

Por la Redacción

Brasil constituye un ejemplo recurrente entre las organizaciones civiles y los gobiernos de otras naciones cuando se revisan políticas públicas exitosas para enfrentar el VIH/Sida.

Esa vanguardia y compromiso no sólo se percibe en el Ministerio de Salud, sino también entre importantes segmentos de legisladores convencidos de que es necesario impulsar leyes para fortalecer las medidas encaminadas a frenar la transmisión del VIH.

Por ello tiene sentido la iniciativa presentada por la diputada brasileña Nair Xavier Lobo, de la coalición oficialista, quien ha propuesto exigir a las empresas distribuidoras de películas que contienen sexo explícito incluir en las mismas el uso de condón, como una medida que refuerce la percepción de la población respecto a la prevención del VIH y, en consecuencia, prohibir la importación, comercialización y reproducción de “pornografía” que no contenga dicho requisito.

Por lo pronto, dicha iniciativa ya fue aprobada por la Comisión de Seguridad Social y Familia de la Cámara y deberá llevar el visto bueno de otra comisión antes de turnarse al pleno.

La pregunta que queda, entonces, es evaluar si la medida brasileña puede resultar pertinente en otros países como México, donde la venta de material con sexo explícito ha crecido en cantidades impresionantes, sobre todo por la llamada industria de la piratería que hace posible su consumo a precios bastante accesibles.

En la experiencia brasileña, el Congreso ya había tomado medidas preventivas hacia esa industria, exigiendo la inserción de una leyenda en la cual las películas y videos con sexo explícito alertaran a los espectadores a usar condón. Lamentablemente, como ha dicho la legisladora, el mensaje no se corresponde con el contenido del material exhibido ya que el condón no es usado en el material que el público consume.

Y eso es exactamente lo que sucede en nuestro país. Salvo minúsculas excepciones, los videos con sexo explícito que más se consumen no contienen referencias a la protección del VIH ni de otras infecciones de transmisión sexual y algo podría hacerse al respecto.

La propuesta, pues, está sobre la mesa, aunque en México primero deberá reconocerse que la población gusta de adquirir estos productos. Por algo hay cada vez más “sex shop”, ¿o no?

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más