Inicio PPEF 2010: en el abandono, las personas con discapacidad

PPEF 2010: en el abandono, las personas con discapacidad

Por Gladis Torres Ruiz

Diputadas y organizaciones de la sociedad civil (OSC) denunciaron que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) presentado por el Ejecutivo para 2010 propone gastar “sólo 18 pesos anuales”, en cada mexicana o mexicano con discapacidad. En contraste, permite “alzas en partidas de comunicación social, servicios personales y gasto corriente, lo que contradice los señalamientos de que “estamos en un año de austeridad”.

En una reunión realizada en San Lázaro, la diputada Yolanda de la Torre Valdez, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que en México existen cuatro millones de niñas y niños que demandan educación especial, por lo que es inaceptable la propuesta del Ejecutivo con la que pretende reducir el presupuesto para este sector de la población.

El año pasado se designaron para este rubro 662 millones de pesos; este año se propone una disminución de 88.2 por ciento, es decir, una asignación de sólo 78 millones; de esta cifra, para los estados y municipios donde existen escuelas de educación especial solamente se le etiquetaron 16 millones de pesos, denunció la también presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Cámara Baja.

Uno de los programas más afectados es el de “Atención a personas con discapacidad”, perteneciente al Sistema Nacional para el Desarrollo de la Familia (DIF), el cual será reducido en 92.9 por ciento: pasará de 486.5 millones en 2009 a tan sólo 34.4 millones de pesos en 2010.

Los fondos para el programa de “Educación para personas con discapacidad” serán recortados en 25 por ciento: pasarán de 100 millones de pesos en 2009 a 75 millones en 2010. Pero a algunos programas ya no se les asignará recurso alguno; por ejemplo, el Centro Paralímpico Nacional, en Jalisco, pasará de 300 millones en 2009 a cero para 2010.

De la Torre Valdez reveló que estos no son los únicos recortes que se han encontrado en la propuesta del Ejecutivo; por ejemplo, en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2009 se asignaron al programa de “Protección a migrantes” del Instituto Nacional de Migración 22 millones de pesos; en la propuesta para el ejercicio de 2010 este programa no aparece.

La diputada se pronunció en contra de los recortes presupuestales impulsados por el Ejecutivo y a firmó que la comisión a su cargo buscará obtener más recursos para la educación especial: “revisaremos a detalle que todos los programas sociales de grupos vulnerables apliquen sus partidas y, de reportarse irregularidades, revisaremos qué hacer con los subejercicios”.

Por su parte, Carlos Ríos Espinosa, analista del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), afirmó que el proyecto de presupuesto para 2010, más que una política de Estado, es de simulación, ya que, de los 187 millones de pesos que pretende asignar para atención de personas discapacitadas, a cada entidad federativa le tocan alrededor de seis millones.

“Si este presupuesto se distribuyera entre las y los mexicanos con alguna discapacidad, equivaldría a 18 pesos anuales por persona. Con eso no se puede hacer absolutamente nada”.

Agregó que, debido a estos recortes presupuestales, algunos programas en favor de la infancia con discapacidad, sobre todo en los rubros de educación, entretenimiento, deporte, cultura y salud, no podrán ser aplicados, al igual que algunos programas específicos en apoyo a mujeres con discapacidad.

A su vez, María Teresa Fernández, representante de diversas asociaciones civiles, resaltó que con el recorte presupuestal planteado por el Ejecutivo se pone en riesgo la viabilidad de la política social para la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad.

Añadió que otra partida presupuestal afectada es la del programa de “Atención a familias y población vulnerable”, ya que se reducirá en 40.4 por ciento al pasar de 644.1 millones en 2009 a 382 millones para el paquete de 2010.

“La suma de los montos que en 2010 están expresamente etiquetados para los programas que permiten el cumplimiento de la política social federal para las personas con discapacidad es de apenas 187 millones de pesos”, dijo.

LAS NECESIDADES

En su participación, Raúl Rafael Anaya Núñez, director general de Programación, Organización y Presupuesto del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), señaló que en este rubro se necesita un presupuesto de mil 721.7 millones de pesos para regularizar las ampliaciones que se dieron hace un año.

“No se tienen recursos asignados para obra ni para equipamiento; es necesario el apoyo para atención a personas con discapacidad, así como a los Centro de Rehabilitación Integral (CRI), a los cuales se les ha mantenido el apoyo por medio de subsidios”.

En su oportunidad, el consejero de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) Carlos Ríos Espinosa criticó esta reducción al presupuesto del DIF, la cual haciende a 93 por ciento y afecta directamente a la principal fuente de financiamiento del Programa Nacional para el Desarrollo de las Personas con Discapacidad (Pronaddis).

Los recursos federales del Presupuesto de Egresos de la Federación sujetos a reglas de operación a través del programa de “Atención a personas con discapacidad” del DIF se redujeron de 486.5 millones de pesos en 2009 a sólo 34.4 millones para 2010.

El Pronaddis tiene menos presupuesto que el asignado a las becas de las hijas y los hijos de militares: 34 contra 57 millones de pesos. De ese tamaño son las disparidades que se están produciendo, lamentó el consejero.

La secretaria técnica del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (Conadis), Myriam Arabian Couttolenc, solicitó un presupuesto de 388 millones de pesos a fin de instrumentar programas para personas con discapacidad bajo el enfoque de derechos humanos.

Destacó la necesidad de una campaña nacional de comunicación sobre los derechos de las personas con discapacidad que tenga impacto en los gobiernos estatales y municipales, y en organizaciones de la sociedad civil. Se requiere un presupuesto de 123 millones de pesos en el año para una campaña.

También se necesitan 50 millones de pesos para crear el Sistema de Información de Discapacidad, el cual tendría como objetivo obtener información sobre la discapacidad en México.

Por su parte, Luis Guillermo Ibarra Ibarra, del Instituto Nacional de Rehabilitación, argumentó que es necesaria la asignación de 185 millones de pesos para programas de investigación, consultas, ingresos hospitalarios, cirugías y terapias, así como para dar apoyo al Centro Nacional de Atención de Quemados.

09/GTR/YT7LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content