Inicio Prácticas decimonónicas en pleno siglo XXI en salud materna

Prácticas decimonónicas en pleno siglo XXI en salud materna

Por Miriam Ruiz

La atención obstétrica en el mundo está plagada de prácticas rutinarias que sin evidencias científicas y confiables ponen en riesgo la salud de las madres, principalmente de los países pobres; señaló Guillermo Carroli, representante del grupo de salud materna de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su intervención durante la conferencia internacional Partería profesional y autorregulación, que se realiza en San Miguel de Allende, el médico argentino señaló que en América latina se abusa de prácticas médicas que, desde la década pasada, la OMS recomendó abandonar: el rasurado púbico, los enemas o tacto rectal y la posición supina (acostada); prácticas que se usan en el 100 por ciento de los casos durante el trabajo de parto en los hospitales.

Lo mismo ocurre, agregó el representante de la OMS, con la episiotomía de rutina (incisión en la entrada de la vagina), la cual se usa en el 80 por ciento de partos hospitalarios del mundo; pese a las recomendaciones internacionales para que se valore la conveniencia de esta intervención.

También son recurrentes los exámenes vaginales a las embarazadas, lo mismo que el uso del ultrasonido para detectar la frecuencia fetal: ambos ya demostrado que no sirven para nada.

Sin embargo, detalló el director del centro de colaboración de la OMS en Argentina, a pesar de los beneficios documentados se siguen practicando de manera irregular proporcionarles ácido fólico a las madres y detectar la sífilis u otras infecciones de trasmisión sexual.

Incluso, cuando la vida de una mujer peligra, solamente es posible transportarla en el 43 por ciento de los casos de una clínica a un hospital para que la atiendan sin problemas.

De acuerdo con un estudio efectuado en 49 países y citado por Carroli, todo lo anterior demuestra que a la hora de diseñar los servicios para la atención del embarazo y el parto “las autoridades no basan sus servicios en la evidencia científica”.

El médico argentino también denunció que las investigaciones están sesgadas desde los países industrializados: tras revisar la literatura médica sobre problemas obstétricos, Carroli encontró que solamente cinco por ciento de los estudios fueron sobre hemorragias –primera causa de muerte materna en países en desarrollo–, mientras que 13.3 por ciento versaban sobre parto prematuro; problema vigente en los países ricos.

Por lo mismo propuso que las personas dedicadas al cuidado de las mujeres y sus familias, especialmente las autoridades responsables, conozcan la biblioteca de salud reproductiva de la OMS; más particularmente su apartado especial denominado Resúmenes de eficacia para la toma de decisión.

La conferencia internacional está organizada por el Centro para los Adolescentes de San Miguel de Allende (CASA) y la Escuela de Parteras Profesionales, bajo el patrocinio de la agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), el gobierno de Canadá y Paz México, y las secretarías estatales de Salud y Educación.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más