Inicio » Preciso incorporar el principio de no discriminación en la LFT

Preciso incorporar el principio de no discriminación en la LFT

Por Román González

En la normatividad laboral se debe incorporar de manera expresa la prohibición de la discriminación hacia las mujeres, como ya existe en algunos códigos de entidades del país, afirmó la integrante de la Red de Mujeres Sindicalistas Inés González.

Hoy, al participar en el foro Una reforma laboral para la transición democrática, organizado por los legisladores de la Cámara de Diputados, Inés González agregó que en la reforma a la Ley Federal del Trabajo es preciso que se incluya el principio de no discriminación.

De ello habría que resaltar que actualmente el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Carlos Abascal, impulsa una reforma a la Ley Federal del Trabajo, pero que nadie conoce la perspectiva de su propuesta ni el contenido particular de la iniciativa, ni mucho menos con quiénes la discute.

Asimismo las reformas de 1970 y 1980 a la Ley Federal del Trabajo han favorecido, en mayor medida, a los patrones y al control del gobierno sobre los sindicatos y el ejercicio de los derechos colectivos. Esto en virtud de que en ambas reformas restringieron el derecho de huelga y de libre asociación.

Refirió que la nueva legislación laboral debe considerar, entre otros aspectos, que la discriminación de género tiene que abarcar toda la ley y no hacer un capítulo aparte, como existe en el título V que se refiere al trabajo de las mujeres.

En ese sentido explicó que no podemos seguir manteniendo un solo título sobre el trabajo de las mujeres, pues esto implica que únicamente haya un apartado que hable de las trabajadoras, “como un puntito en la ley”, ironizó.

La integrante de la Red afirmó que la población femenina trabajadora tiene derechos íntegros, los mismos que otras personas, “no queremos que nos sigan encajonando en un solo título de la ley”.

González explicó que el trabajo es un derecho humano, inalienable, intransferible e irrenunciable, en el respeto a la dignidad de todos los seres humanos: mujeres y hombres.

Apuntó que es imperativo superar la concepción clásica de los derechos humanos, que tiene como principio una visión centrada en las necesidades de los hombres, sin tener en cuenta las experiencias y puntos de vista de las mujeres. “Hecho que ha originado la invisibilidad de las violaciones cotidianas a sus derechos”, dijo.

Por otra parte refirió que cifras oficiales revelan que en el pasado mes de abril los salarios mínimos habían perdido 73 por ciento de su poder adquisitivo respeto a 1977, y 21.7 por ciento respecto a 1994. Es decir, los trabajadores por cada peso que ganan hoy tienen la capacidad de comprar de sólo 27 centavos de hace 25 años.

También, que de los 19 millones de personas económicamente activa la mitad se encuentra en la economía informal –en su mayoría mujeres–, sin la posibilidad de contar con un ingreso fijo ni derecho a la seguridad social y, en consecuencia, imposibilitados para obtener una pensión al final de su vida productiva.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: