Inicio Preferible un hijo no deseado o producto de violación, que ILE

Preferible un hijo no deseado o producto de violación, que ILE

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Beatriz Rocha Pérez, candidata a diputada local en el Distrito Federal, por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) dice que está totalmente en contra del aborto, “es una postura muy personal” y que es necesario dar marcha atrás, “revisar y reabrir” el debate sobre la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), aprobada en abril de 2007 por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

En entrevista con Cimacnoticias, la candidata (cuyo partido realiza una intensa campaña a favor de la pena de muerte) dice que el Código de Procedimientos Penales para el DF señala como causal para permitir la ILE la falta de recursos económicos para “sostener al bebé”, con lo cual está en desacuerdo y debe modificarse “ya que se puede caer en un “exceso de irresponsabilidad”.

No se necesitaba hacer una reforma al Código, dice, pues ya se contemplaban las causales en las que la interrupción del embarazo es “válida” tales como violación, el riesgo de la vida de la madre o del producto.

Por ello, la candidata del PVEM por el distrito 2, ubicado en la delegación Gustavo A. Madero (GAM), aseveró que “es necesario revisar y reabrir el debate sobre la ILE desde el ámbito legislativo, para subsanar las fallas que quedaron en el Código de Procedimientos Penales para el DF”, que consisten en que quitó la punibilidad al aborto hasta antes de las primeras 12 semanas de gestación.

— Con las modificaciones que plantea ¿se penalizaría el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y su maternidad, en cualquier circunstancia?

— Sí, se penalizaría porque debe quedar claro que cuando se tiene un derecho este conlleva también una obligación. Es como andar en coche sin precaución, vas a chocar a provocar un accidente, por el que se deben asumir responsabilidades.

“No se deben buscar salidas fáciles, considera, son problemas graves, debemos comprender que ser irresponsable tiene un precio y el responsable una recompensa. El aborto es un delito grave porque atenta contra la vida, como lo establecía el Código Penal de 1939. Es un homicidio que se penalizaba aún siendo consecuencia de un delito sexual”.

La “única falla”, comentó, es que la autorización para abortar se les daba a las solicitantes “cuando ya casi iba a nacer el niño”.

— ¿Qué opina de que la ILE reduce la mortalidad de las mujeres?

— Yo comparo el homicidio y el robo con el aborto. Y pregunto: ¿entonces, porque hay homicidios y robos hay que despenalizarlos?

SE ENCUBRE EL INCESTO

Agrega que el aborto, aún antes de los 3 meses de gestación, representa la pérdida de vidas humanas, no sólo de mujeres sino de “bebés”, pues aseguró que “hay vida en una célula y eso nadie puede negarlo”.

La candidata, de 34 años de edad, labora en comunidades del distrito desde que tenía 19 años y hasta hace 5 años era militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Piensa que con la ILE en el DF se puede encubrir la violación de niñas y adolescentes, quienes no son cuestionadas sobre las condiciones en las que se dio el embarazo. Pues, dijo, “sólo con el consentimiento de la madre o el padre pueden practicar el aborto y encubrir las agresiones sexuales”.

Afirma que no ha sabido de “un solo caso de una niña a la que se le pregunte cómo es que resultó embarazada. En el Hospital General de Ticomán, ubicado en mi distrito, niñas de 12 ó 13 años puede practicarse un legrado (SIC), sin que se les cuestione ¿por qué resultaron embarazadas? Se puede ocultar el delito de violación, que a esa edad se da en el primer círculo, en la familia”.

“Es mejor, dice, un hijo no deseado a que no se denuncie un caso de violación o a que una jovencita que ha sido ultrajada se le practiquen no uno sino varios abortos, para encubrir al abuelo, al papá. Es más dramático y más cruel todavía”.

“Yo misma fui víctima de violación”, expresó Rocha, quien señaló que ella vivió el trauma y la situación de vulnerabilidad por la que atraviesan las mujeres que han padecido agresiones sexuales como para todavía después practicarse el aborto, comentó.

No obstante, Beatriz Rocha aseguró que la ILE fomenta la irresponsabilidad, pues la consejería que otorga personal especializado a las solicitantes sobre los métodos para practicar la ILE, los riesgos y las consecuencias, las opciones de adopción, la anticoncepción, etcétera, “no son suficientes, es como decirles ‘te regalo una pistola si jalas el gatillo vas a matar a alguien’”.

Señala que se requieren políticas de salud pública, encaminadas a la prevención no sólo de un embarazo no deseado sino a la prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), como el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Como “mujer heterosexual, en edad reproductiva y que no quiere tener hijos, me considero una creyente ferviente de la prevención, debemos guiar, orientar y proteger a nuestras hijas para evitar que se pongan en riesgo”, señaló.

Estas acciones “son más humanas y menos traumáticas emocional y físicamente para las mujeres. “De uno u otro modo corremos el riesgo, sólo que con la ILE hacemos de ‘espanta cigüeñas legalmente’”, concluyó Beatriz Rocha.

09/GCJ/LAG/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content