Inicio Preocupa la violencia cometida contra dominicanas

Preocupa la violencia cometida contra dominicanas

Por Facundo Reza

En República Dominicana es preocupante el incremento del número y tipo de violencia física cometida contra las mujeres, revela el estudio “Violencia Conyugal en la República Dominicana: Hurgando tras sus Raíces”.

Dicho análisis, elaborado por de la Asociación Dominicana Pro Bienestar de la Familia (Profamilia), explica que la agresión física contra las mujeres dominicanas dentro de sus propias casas depende del lugar donde reside en el país, del grado de escolaridad, religión, trabajo, niveles de información, edad y estado conyugal.

La información, publicada en la Agencia de Información Fray Tito para América latina, refiere que resultados de la Encuesta de Demografía y Salud (ENDESA-2002), aún con algunas limitaciones que pudiesen tener referentes a omisión, ponen de manifiesto la gravedad del problema.

Se constata que 24 por ciento de la generación de mujeres con edades entre 15 y 49 años ha sido víctima de agresiones físicas después de haber cumplido los 15 años. Ese riesgo de agresión puede alcanzar valores de hasta 40 por ciento en el caso de las mujeres separadas o divorciadas y 33 por ciento entre las trabajadoras del servicio doméstico.

Estas agresiones, refiere Profamilia, provienen básicamente del marido o ex marido en un 63 por ciento; en menor medida de la madre, 14 por ciento, del padre 10 por ciento y de otro pariente nueve por ciento.

Además, cuando se alude en forma particular a aquella violencia perpetrada por el marido o ex marido, se encuentra que el 22 por ciento de quienes tienen o han tenido marido han sido maltratadas físicamente, cifra que alcanza a un tercio de las trabajadoras domésticas y de aquellas mujeres que terminaron la unión conyugal, ahora separadas o divorciadas.

El estudio de Profamilia considera 14 características analizadas en forma conjunta, que ponen de manifiesto que el riesgo de que una mujer sea maltratada por su cónyuge o ex cónyuge es multicausal.

En ese sentido, se afirma, el hecho de que una mujer sea agredida físicamente depende de 11 de esos factores, mientras que la agresión emocional también es función de 11 características.

Además de las características de la mujer, son llevados en cuenta atributos de la pareja o ex pareja, como grupo ocupacional, escolaridad, edad y estatus con relación al consumo de alcohol.

Se describe que las mujeres más propensas a convertirse en víctimas de malos tratos físicos son las residentes en las regiones del Distrito Nacional –Distrito Nacional y Provincia de Santo Domingo–, Nordeste y Enriquillo, seguidas por Norcentral, Este, El Valle y Cibao Central.

Profamilia justifica la elaboración del estudio al afirmar que la producción de conocimiento con miras a revertir los niveles de violencia perpetrados por el hombre en contra de su compañera y, por tanto, liberar a las mujeres, la familia y la sociedad de las consecuencias de este problema.

2005/FR/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content