Inicio Presentan anteproyecto de ley de igualdad en España

Presentan anteproyecto de ley de igualdad en España

Por la Redacción

El anteproyecto de ley de promoción de la igualdad entre mujeres y hombres que prepara el Gobierno español incluye la paridad en las listas electorales y establece medidas de discriminación positiva en favor de las mujeres.

En un texto que se dio a conocer a la prensa, según el portal de la Ciudad de las Mujeres en Red, el anteproyecto responde a una de las principales promesas del programa electoral del Partido Socialista Obrero Español (PSEO), transpone y amplía una directiva comunitaria de 2002 referida sólo al ámbito laboral.

El borrador del proyecto de ley que está previsto aprobar este año, define el principio de la igualdad de trato como la ausencia de cualquier discriminación por razón de sexo. Son contrarios a ese valor tanto la discriminación directa o indirecta como cualquier conducta que genere situaciones de acoso, sexual o no.

El texto incluye la posibilidad de establecer medidas discriminatorias. Define estas acciones positivas, “compatibles con el principio de igualdad”, como “las medidas especiales de carácter temporal dirigidas específicamente a las mujeres, destinadas a prevenir o compensar las desventajas que afecten a éstas por razón de su sexo y adoptadas con el fin de acelerar la igualdad real entre mujeres y hombres”.

Las medidas de discriminación positiva deberán cancelarse cuando se alcance la igualdad. Las acciones positivas serán también de aplicación en el ámbito laboral, particularmente a través de la negociación colectiva, detalla el documento.

En los convenios laborales cabrán medidas de discriminación positiva como las “exclusiones, reservas y preferencias en las condiciones de contratación”, de forma que, a igualdad de condiciones de idoneidad para el puesto, “tengan preferencia para ser contratadas las personas del género menos representado en el grupo o categoría profesional de que se trate”.

La negociación colectiva podrá regular medidas concretas para la igualdad en materias como el sistema retributivo y el tiempo de trabajo (para favorecer la conciliación familiar y laboral) y, también, contra cualquier tipo de acoso. Las mujeres serán objetivo prioritario de las políticas públicas de empleo (el paro femenino duplica al masculino).

En el ámbito laboral, la igualdad se garantizará en todos los escalones, desde la selección de personal hasta la promoción profesional, particularmente a los niveles directivos. La retribución masculina y femenina será igual cuando se trate de un mismo trabajo o para un trabajo al que se atribuye un mismo valor, según el documento. Las ofertas de empleo no podrán ser discriminatorias para un sexo, salvo excepciones justificadas.

El portal de Ciudad de las Mujeres en Red afirma que aunque el concepto de discriminación positiva tiene difícil encaje constitucional porque podría colisionar con el criterio de igualdad de todos ante la ley, es muy difícil objetar una iniciativa como ésta que va sin duda en la dirección adecuada.

La igualdad jurídica no ha conseguido aún equiparar a la mujer con el hombre. Un ejemplo lo demuestra: pese a que el 60 por ciento de los licenciados son mujeres, sólo el 12 por ciento de los catedráticos de Universidad en España son de sexo femenino, y sólo cuatro de los 72 rectores no son varones.

2005/CM/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más