Inicio Presupuesto debe incluir dinero para prevenir violencia de género

Presupuesto debe incluir dinero para prevenir violencia de género

Por María de la Luz Tesoro

Este año, México estará gastando 157 mil millones de pesos por improductividad y faltas de asistencia laboral de las mujeres que viven violencia. Por eso, los presupuestos públicos deben incluir recursos para su prevención, de tal forma que los costos económicos y emocionales que provoca la violencia de género tiendan a desaparecer.

Lo anterior quedó de manifiesto durante la presentación del Sistema de Información sobre Violencia de Género y del Sistema Georeferenciado sobre Indicadores de Género, a cargo de la maestra María de los Ángeles Corte Ríos, directora del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (Ceameg) de la Cámara de Diputados.

En la presentación, la profesora Corte Ríos citó al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), institución que estima que México ha gastado 1.6 por ciento del Producto Interno Bruto, lo cual equivale a poco más de 113 mil millones de pesos en prevenir y atender la violencia contra las mujeres.

Agregó que en atención a las víctimas de violencia, principalmente en salud y justicia, así como en los costos directos en improductividad laboral, sin contar los costos emocionales de las mujeres y otros miembros de la familia, y la violación de su derecho a una vida libre de violencia, nuestro país erogará un monto de 157 mil millones de pesos.

Por ende, sostuvo, la necesidad de que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2008 tiene que contemplar recursos adicionales para prevenir, sancionar, atender y erradicar la violencia contra las mujeres.

María de los Ángeles Corte destacó que los presupuestos determinan el acceso de las ciudadanas y los ciudadanos a los bienes, los recursos y los servicios, mientras que las asignaciones de los recursos presupuestarios permiten conocer las prioridades del gobierno en turno.

La profesora aseveró que los presupuestos no son neutros, toda vez que afectan de forma diferente a mujeres y hombres, en función de los roles sociales que se les asignan.

Enfatizó que la violencia impide que las mujeres contribuyan al desarrollo y se beneficien de él, al restringir sus opciones y limitar su capacidad para actuar, consideró que las consecuencias que eso tiene para el crecimiento económico y la mitigación de la pobreza deberían constituir una de las principales preocupaciones de los gobiernos.

La directora del Ceameg abundó que la violencia contra las mujeres también socava y limita la posibilidad de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en particular los correspondientes a las esferas de la pobreza, la educación, la salud infantil, la mortalidad materna, el VIH/SIDA y el desarrollo sostenible general.

VOLUNTAD POLÍTICA CONTRA VIOLENCIA

Advirtió que la violencia no se podrá erradicar si en los más altos niveles no existen la voluntad política y el compromiso necesarios para que el problema tenga carácter prioritario en los ámbitos local, nacional, regional e internacional.

Corte Ríos precisó que la voluntad política se expresa en diversas formas, que comprenden la legislación, los planes de acción nacionales, la asignación de recursos suficientes, la ubicación de los mecanismos de lucha contra la violencia contra las mujeres en los más altos niveles, los esfuerzos por hacer cesar la impunidad, la condena visible de la violencia contra la mujer y el sostenido apoyo de los líderes y de los formadores de opinión pública a los esfuerzos por erradicarla.

También, dijo, son indicaciones de voluntad política la creación de un entorno propicio para que funcionen eficazmente las organizaciones no gubernamentales que trabajan en esta cuestión y la colaboración con dichas organizaciones.

Subrayó que los desequilibrios estructurales de poder y la desigualdad entre las mujeres y los hombres son a la vez el contexto y las causas de la violencia contra la mujer.

La promoción y la protección de los derechos humanos de las mujeres y el fortalecimiento de los esfuerzos por lograr la igualdad sustantiva entre las mujeres y los hombres son fundamentales para la prevención de la violencia contra ellas, puntualizó la directora del Ceameg, María de los Ángeles Corte Ríos.

07/MLT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content