Inicio Presupuestos: mujeres, por la equidad

Presupuestos: mujeres, por la equidad

Por Guadalupe Vallejo Mora

Mientras el último informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA, por sus siglas en inglés) subraya la necesidad de acabar con la discriminación de las mujeres para erradicar la pobreza, expertos y expertas de América Latina y el Caribe reunidos en México urgieron a los gobiernos de la región a incluir en sus presupuestos la equidad de género si no quieren profundizar la brecha de las desigualdades entre mujeres y hombres.

Los presupuestos sensibles al género no implican un incremento en el gasto público, sino un examen y un reordenamiento, así como una asignación más eficiente, se dijo al término de la reunión internacional de expertas y expertos Cohesión social, Políticas Conciliatorias y Presupuesto Público: una mirada desde el género celebrada del 24 al 26 de octubre.

“Una mayor inversión en educación, en salud reproductiva y en promulgar leyes que garanticen la igualdad de oportunidades entre géneros haría posible el fin de la pobreza en el plazo que se marcó en el año 2000, durante la Cumbre del Milenio celebrada en Nueva York”, se agregó.

“Por menos de 200 mil millones de dólares, el equivalente a 50 centavos diarios por cada persona que vive en una situación de extrema pobreza, el mundo podría relegar la pobreza para el 2015”, según ha dicho la directora ejecutiva de UNFPA, Thoraya Ahmed Obaid.

Y es que durante los tres días que duró el encuentro, las y los expertos, estudiosos del tema, representantes del gobierno, sociedad civil, academia y agencias de cooperación internacional avanzaron en un primer intento de propuesta de agenda política en materia de políticas conciliatorias y presupuestos con equidad de género.

En el encuentro se dejó clara la necesidad de articular alianzas en los ámbitos regional, nacional y local, así como la de identificar a las y los actores políticos y sociales para avanzar en la construcción de un diálogo social que permita no sólo una mejor distribución de los recursos, sino una mayor eficiencia de los mismos para que el impacto sobre la población al que van dirigidos, en este caso las mujeres, sea eficaz.

“Para ello, se deben tomar en cuenta los diferentes roles, capacidades y necesidades tanto de la población femenina como de la masculina, pues es un hecho que los presupuestos no pueden ser neutrales desde el punto de vista de género”, opinó Judith Astelarra, profesora titular de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) de España.

La especialista consideró que la región latinoamericana y caribeña “debería de asumir el desafío de construir políticas económicas en las que haya una rendición de cuentas, porque no hay nada peor que tener los problemas debajo de la mesa”, y sugirió al mismo tiempo “impulsar políticas conciliatorias como una forma de solucionar los abismos que hay entre el trabajo productivo y el reproductivo”.

NO HAY PRESUPUESTOS NEUTRALES

Los presupuestos públicos no son neutrales y, por tanto, no tienen el mismo efecto para mujeres y hombres, reconoció en su oportunidad la investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Mercedes Pedrero, al dejar claro que, en México, la distribución de los ingresos ha carecido de sensibilidad al estar en manos de sociedades de hombres.

Aunado a esto está la falta de información de los gobiernos sobre el tema: “aunque ello no es una garantía porque, aun cuando se contara con la información, se necesitaría entenderla y, finalmente, aplicarla de forma correcta”, dijo.

Quien puso el dedo sobre la llaga fue Daniela Díaz Echeverría, coordinadora del proyecto Mortalidad materna y presupuesto público del Centro de Análisis e Investigación A.C., quien consideró que en el caso de México, “la inclusión de presupuestos con perspectiva de género quedará para mejor ocasión en un año donde lo que está en juego en México es ganar la presidencia y no el interés de quienes conforman más de la mitad de su población: las mujeres”.

Recordó además que en nuestro país no se puede hablar abiertamente de presupuestos con perspectiva de género cuando “lo que ha habido es la etiquetación del gasto público; esto es, hacer visible el gasto e identificar rubros muy específicos que históricamente han estado visibles, como el del Hospital de la Mujer, y algunos programas sociales que tienen el nombre de la mujer y nada más. Pero el presupuesto con enfoque de género implica que todo el presupuesto diferencie claramente no sólo lo que va hacia las mujeres, sino cómo las afecta, y esto, por supuesto que no ha habido”.

El foro organizado por UNFPA contó con el apoyo de la asociación con la Cooperación Técnica Alemana (GTZ, por sus siglas en alemán); entre los temas que se abordaron en la sede de un hotel capitalino estuvieron Políticas conciliatorias, conceptualización y tendencias; Un desafío hacia el futuro: el cuidado de las personas dependientes; Cuidado infantil y presupuesto público: políticas y resultados, y Políticas conciliatorias: perspectivas globales, entre otros.

05/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content