Inicio Pretende CNDH garantizar trato digno a reclusas

Pretende CNDH garantizar trato digno a reclusas

Por la Redacción

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) elaboró una propuesta de Reglamento Tipo para normar los Centros de Reclusión Femenil del país, con el fin de garantizar un trato digno a las mujeres que se encuentran recluidas.

En un comunicado, la CNDH informó que la iniciativa será presentada a las autoridades competentes para su aprobación, con el fin de que el personal de estos centros cuente con un instrumento normativo basado en los principios de legalidad y readaptación social.

Asimismo, el documento informa que la CNDH realizó una visita a los centros de readaptación femenil en el país mediante la cual constató el hacinamiento y sobrepoblación que viven las mujeres.

Además de la carencia de servicios médicos especializados para las internas y sus hijos que viven con ellas, de programas educativos y de capacitación para el trabajo, así como de una ocupación laboral.

La propuesta fue elaborada por la Segunda Visitaduría General y su Coordinación del Programa Sobre Asuntos de la Mujer, la Niñez y la Familia, encabezada por Victoria Adato Green.

Contiene 12 capítulos referentes a disposiciones generales, de las autoridades y del personal, del consejo técnico interdisciplinario del Centro de Reclusión Femenil, del ingreso de las internas, de las indiciadas y procesadas, de los servicios y del servicio médico, entre otras.

OTROS INFORMES

De acuerdo con información de la propia CNDH proporcionada el año pasado, hasta 2003 se estimaba que en la República Mexicana existían alrededor de ocho mil 65 mujeres reclusas.

De los 446 centros penitenciarios en todo el país, sólo 10 eran especiales para mujeres, el resto de las reclusas habían sido concentradas en anexos ubicados en 220 centros varoniles.

En ese mismo informe, la CNDH explicó con detalle cómo el hacinamiento en las cárceles fomentó la convivencia de hombres y mujeres separados únicamente con una malla ciclónica.

Asimismo, denunció la forma en que las cárceles son controladas por los reos, quienes utilizan a las mujeres para labores domésticas y las prostituyen, situación que prevalece en los penales de Baja California, Tijuana y Michoacán.

Desde el año pasado, la CNDH denunció el hacinamiento, la insalubridad, la falta de servicios médicos que brinden atención especial para las mujeres y la poca atención a los menores que viven con sus madres presas.

En ese entonces, insistió en que hacían falta centros de reclusión diseñados especialmente para las mujeres y para sus hijos; oportunidades de capacitación para el trabajo y la educación ya que se estima que 6.11 por ciento de mujeres reclusas son analfabetas.

04/LGL/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content