Inicio Prevalecen venta y maltrato de mujeres en Veracruz

Prevalecen venta y maltrato de mujeres en Veracruz

Por la Redacción

La venta y el maltrato de mujeres son el pan de cada día en el estado de Veracruz. En el municipio de Soteapan, el intercambio de una mujer por una cosecha es un hábito que continúa, mientras que la violencia crece en zonas urbanas como Jalapa, donde de 350 llamadas telefónicas de auxilio que se reciben en el 075, 90 por ciento es para denunciar maltrato.

El alcalde Enrique Lanche Primo, de Soteapan, comentó que pese a que el gobierno de Veracruz presume el apoyo que brinda a los pueblos indígenas, en especial a las damas, dando talleres de costura, apoyando proyectos productivos y demás, “no se han atendido los verdaderos problemas, ya que la venta de mujeres al mejor postor se sigue dando”.

Asimismo, Lanche Primo subrayó que en diversas ocasiones ha enviado misivas al gobierno de Fidel Herrera Beltrán para comunicarle este problema y otras carencias, como caminos, escuelas, clínicas, pero hasta el momento sigue esperando una solución.

Añadió que la principal preocupación es que esta cultura de la venta de mujeres persista en pleno 2005. “Aunque ya no se da como antes, sí se presentan casos en un 25 por ciento”.

Hasta el momento, la directora del Programa Estatal de la Mujer (PROEM), Carolina Gudiño Corro, no se ha comunicado con él, así que no tiene conocimiento sobre los programas en contra de la discriminación y la violencia que padecen las indígenas.

No obstante, hace algunas semanas,la titular del Programa anunció que se entrevistaría con los alcaldes de todos los municipios del estado para instalar módulos de atención de esta dependencia en los palacios municipales, argumentando que las zonas indígenas eran una prioridad.

Por su parte, la antropóloga Marisol Melesio Nolasco, visitadora de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, resaltó que en varias culturas indígenas, “el destino principal de las mujeres es estar junto a sus hombres, cuidar de sus familias y apoyar para la satisfacción de las necesidades básicas de su comunidad”.

Con frecuencia se escucha que en las comunidades indígenas persisten tradiciones y costumbres que pueden resultar lesivas para las mujeres; por ejemplo, las costumbres asociadas al matrimonio o a la formación de la pareja. Según algunas de estas tradiciones, el matrimonio es un asunto que compete principalmente a los padres y a los parientes de los posibles contrayentes, quienes deciden si se efectuará o no la unión y los términos de la misma.

La violencia y el maltrato contra mujeres no son privativos de las zonas indígenas; de acuerdo a los reportes de la línea de la mujer 075, de 350 llamadas que han recibido en lo que va del año, 90 por ciento son para pedir auxilio por los golpes que reciben de sus parejas. Colonias como Casablanca, Higueras, Plan de Ayala, Valle de los Pinos, Tierra y Libertad, son las más afectadas por la violencia doméstica en Jalapa, manifestó María Elena Martínez Villegas Directora del DIF municipal.

Destaca también el alto índice de madres solteras que sufren de violencia por parte de sus antiguos cónyuges o parejas, los padres de sus hijas e hijos o familiares varones que las marginan, las ultrajan y nunca les brindan apoyo.

A estas mujeres el municipio les acerca fondos de financiamiento para que levanten puestos de comida, aprendan medicina tradicional, bordado, repujado o cualquier oficio que les permita ser autosuficientes. No obstante la funcionaria municipal reconoció que estos esfuerzos son insuficientes, ya que sólo unas 50 mujeres tienen acceso a este apoyo.

El ayuntamiento jalapeño requiere, al igual que otros municipios del estado, la creación de centros de atención a la violencia que puedan servir de albergues para aquellas mujeres maltratadas que al denunciar a sus agresores se exponen a ser golpeadas de nueva cuenta.

Sin embargo, el PROEM aún no cuenta con una estructura que permita dar ese tipo de Atención; lo único que pueden ofrecer a las mujeres en situación de violencia es consejo, asesoría legal y nada mas, admitió la encargada de este organismo, Carolina Gudiño.

La funcionaria recordó que está en puerta la creación de un instituto de la Mujer en el estado; dicho sea de paso, Veracruz ha sido la última entidad en iniciar gestiones para este fin. Gudiño consideró que una vez creada la infraestructura necesaria se podrá brindar un mejor apoyo a las mujeres.

Mientras eso sucede, las mujers veracruzanas seguirán esperando el auxilio de sus autoridades y los programas que las ayuden a tener una mejor calidad de vida o, al menos, no perder la que tienen en manos de la violencia.

*Periodista mexicana

05/RM/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content