Inicio » Prevención de infección urinaria durante el embarazo

Prevención de infección urinaria durante el embarazo

Por Hena Carolina Velázquez Vargas*

Desde la primera consulta médica, a todas las mujeres embarazadas se les debe realizar un análisis de orina, independientemente de su edad gestacional.

Ésta es una de las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace para determinar a tiempo la presencia de una infección urinaria asintomática, más conocida en el mundo de la medicina como bacteriuria asintomática.

Aun cuando no se presenta de manera exclusiva en el embarazo, de no tratarse la bacteriuria asintomática puede aumentar el riesgo de desarrollar una infección en los riñones y desencadenar efectos adversos graves que afectan a la mujer y al feto.

Las y los expertos coinciden en que durante el embarazo crece la posibilidad de una infección en los riñones.

Una de las explicaciones es que el alto nivel de la hormona progesterona relaja el tono muscular de los uréteres, es decir, de los tubos que comunican los riñones y la vejiga, lo que provoca que se dilaten y haga más lento el flujo de la orina.

A esto se suma el aumento del tamaño del útero que al crecer puede comprimir los uréteres y también dificultar el paso de la orina.

Además la vejiga pierde tono muscular y es más difícil vaciarla por completo al orinar, lo que la hace más propensa al reflujo y vuelve a subir por los uréteres hacia los riñones. Son varias las consecuencias de todos estos cambios y es importante que se tomen en cuenta, señala la OMS.

La orina tarda más tiempo en atravesar las vías urinarias. Esto da más oportunidad a que las bacterias se multipliquen. Se facilita la ascensión de la orina hacia los riñones. Durante el embarazo la orina es menos ácida y es más propensa a contener glucosa, lo que aumenta el potencial de crecimiento de las bacterias.

En su artículo “Asymptomatic bacteriuria. When to screen and when to treat”, la médica Nicolle Lindsay E. señala los beneficios del monitoreo y tratamiento de una infección urinaria asintomática en mujeres embarazadas.

De acuerdo con su experiencia en consultorio, de un 2 por ciento a un 7 por ciento de las mujeres padece bacteriuria asintomática en el primer trimestre del embarazo.

Las mujeres embarazadas con una historia anterior de infección urinaria o bajo nivel socioeconómico son más propensas a padecerla generalmente a finales del segundo y comienzos del tercer trimestre; si no es tratada, del 20 al 30 por ciento desarrollan infección grave en los riñones (pielonefritis aguda) al final del embarazo.

Lo anterior se asocia con la posibilidad de un parto prematuro, con retardo en el crecimiento intrauterino y, además, con muerte neonatal.

“El tratamiento de bacteriuria tempranamente en el embarazo disminuye la incidencia de pielonefritis de un 2 por ciento a un 3 por ciento; cerca de un 90 por ciento del riesgo se reduce, disminuyendo los nacimientos prematuros”, apunta Lindsay.

Para la OMS la prueba más adecuada y deseable para detectar la
bacteriuria asintomática es el urocultivo, el proceso es el siguiente:

1.- Obtener una muestra del chorro medio de orina después de desinfectar los genitales externos dos o tres veces con un agente limpiador antes de la micción.

2.- Enviar la muestra al laboratorio tan pronto como sea posible y, si no se dispone de transporte, se recomienda refrigerar a 4°C durante 24 horas como máximo.

3.- Si se diagnostica bacteriuria asintomática se debe indicar un tratamiento antibiótico, de acuerdo con la susceptibilidad de la paciente.

Al finalizar la terapia, la OMS recomienda hacer otro urocultivo de seguimiento para confirmar que no existe ningún riesgo.

henavv@yahoo.com.mx

* Periodista mexicana, narradora oral, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt e instructora asociada del Sistema Tao Curativo.

11/CV/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: