Inicio » Prevenibles, todas las causas de la muerte materna

Prevenibles, todas las causas de la muerte materna

Por Gladis Torres Ruiz

En México, la muerte ocasionada por complicaciones del embarazo, parto y puerperio es uno de los principales problemas de salud de las mujeres en edad reproductiva y representa un indicador de profunda desigualdad social que está relacionado con la pobreza.

Si bien el embarazo es un proceso fisiológico natural ante el cual las mujeres pueden reaccionar de diferente manera, no son precisamente los factores biológicos los que las ponen en riesgo ante este evento.

Mercedes Ballesté, en su ponencia “Analizando la mortalidad materna en el Distrito Federal, desde una perspectiva de género” presentada en la tercera Conferencia Nacional sobre Maternidad Sin Riesgo en México, señala que en el caso del embarazo, factores de tipo económico, social, cultural y la calidad con que se proveen los servicios de salud juegan un papel sustancial en la evolución y resolución satisfactoria de la gestación.

Es por ello que la mortalidad materna es fiel reflejo del desarrollo de un país, de la calidad y el acceso a servicios sociales y a servicios de salud, y es una señal inequívoca de la situación que guarda la equidad de género en una sociedad.

¿POR QUE MUEREN LAS MUJERES?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una muerte materna se define como el deceso de una mujer durante el embarazo o dentro de los 42 días posteriores a su terminación por cualquier causa relacionada o agravada, sin tener en cuenta la duración de éste.

En su texto Maternidad Saludable, editado por la Organización Panamericana de la Salud, Magda Palacio Hurtado, indica que casi el 50 por ciento de las muertes maternas podrían ser prevenidas; las mujeres mueren por una deficiente atención en el embarazo, en el parto y en el puerperio o el cuidado post-parto, esto debido a la falta de acceso a una atención de salud por personal calificado, comprometido.

Palacio Hurtado, enfatiza que en países en vías de desarrollo el cuidado prenatal se hace en forma tardía y sin la regularidad necesaria, la mujer acude por primera vez a la consulta en el segundo trimestre o inmediatamente antes del parto, pues a menudo se ignora la importancia de este periodo en el embarazo.

El cuidado prenatal, sirve para establecer las enfermedades previas que ha tenido la madre, determina y trata oportunamente las complicaciones, la previene acerca de los signos de alarma y recomienda un estilo de vida saludable para la gestación, además sugiere la dieta, el tipo de ejercicio y cuidados generales para una maternidad saludable.

Recomienda el nivel de atención que requiere la gestante para la atención del parto y prepara a las madres y familias en el cuidado del recién nacido y del potsparto.

En el mundo, cada año alrededor de 60 millones de mujeres dan a luz, y algunas de ellas son atendidas por un familiar o una partera tradicional sin entrenamiento por una institución de salud que califique su práctica tradicional.

Al respecto la investigadora informa que sólo el 53 por ciento de los partos en el mundo, los atienden profesionales de la salud o personal de salud calificado.

Menos del 30 por ciento de las mujeres en el mundo asisten a la consulta después del parto, sometiendo a grave riesgo su salud, en comparación con los países industrializados donde el 90 por ciento de ellas buscan atención de salud durante el puerperio.

DESIGUALDAD SOCIAL

Fabiola y Rosa nacieron en México en la década de los setenta en el estado de Oaxaca, con una diferencia menor a cinco años entre ellas, Fabiola es empresaria, atiende un negocio familiar y tendrá su primera hija, después de estudiar una maestría en Francia donde vivió por dos años.

Rosa, quien se casó siendo una adolescente tuvo nueve hijos, apenas cursó los primeros grados de primaria y junto con Lorenzo, su marido emigró, en busca de mejores oportunidades al Distrito Federal, sin embargo regresaron al no encontrar oportunidades para ellos en la gran urbe.

Fabiola superó un embarazo de alto riesgo en los primeros meses y se encuentra realizando sus actividades cotidianas, relata que se cuida y toma todas las precauciones necesarias, como acudir al médico con regularidad, ya que tiene derecho al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pese a ello esta dispuesta a pagar unos 30 mil pesos en un hospital privado para ser atendida durante el nacimiento de su hija.

Mientras que para Rosa tener hijos fue una obligación y no cuidar su salud fue parte de una vieja costumbre que dice “los embarazos son naturales”, a los 15 años tuvo su primer embarazo y de ahí siguieron otros ocho, de los cuales siete sobrevivieron.

Estaba acostumbrada a parir sola a sus hijos porque así quería su marido, en su último parto, el cual se encontraba atendiendo ella sola en casa, tuvo complicaciones, inició labor de parto el jueves, comenzó a sangrar profusamente el viernes y hasta el sábado, el esposo mandó a las hijas mayores de Rosa por una doctora, relató en la investigación Violencia y mortalidad materna en contextos indígenas de Oaxaca: una mirada etnográfica.

La doctora no respondió a las niñas, ya que dijo a esas horas la molestan los borrachos del lugar, fue hasta la mañana siguiente que acudió al hogar de la indígena, encontrándola en condiciones deplorables, la traslado a la clínica de Tlaxiaco, la cual se encuentra a 40 minutos en automóvil.

Fue en este lugar dónde se dieron cuenta que el bebé estaba muerto y era necesaria una cesárea de emergencia para salvar la vida de Rosa, pero ese día -sábado- no había médico cirujano.

Finalmente fue intervenida, le sacaron el óbito fetal pero no resistió más y murió, según información brindada a los familiares “se le reventó el útero”, el acta de defunción dice que falleció de shock hipovolémico.

06/GT/LR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: