Inicio Primer Encuentro Internacional de Mujeres contra la Guerra

Primer Encuentro Internacional de Mujeres contra la Guerra

Por la Redacción

La voz de miles de mujeres que en la actualidad trabajan por la paz en todo el mundo desde organismos internacionales o movimientos sociales, es constantemente silenciada, coincidieron en afirmar más de 700 participantes del primer Encuentro Internacional de Mujeres contra la Guerra, que se realiza en Bogotá Colombia.

Procedentes de unos veinte países, las mujeres pacifistas exigieron una mayor participación en los procesos de paz, reconstrucción y prevención de conflictos, indica una nota publicada en el portal de Canal Solidario.

Desde hace más de diez años, Natella Akaba y Marina Pagava dedican su tiempo a construir una cultura de paz y buscar alternativas para avanzar en la resolución de los conflictos que tienen lugar en el Caucaso.

La labor de Luisa Morgantini es similar, pero en proyectos en Israel y Palestina, igual que Natalia Springer, colombiana que ha participado en procesos de resolución y reconciliación en países como Angola, Ruanda o Bosnia-Herzegovina.

De hecho, una resolución de Naciones Unidas aprobada hace cuatro años por el Consejo de Seguridad anima a los Estados a tener en cuenta a las mujeres como actores activos en los procesos de prevención, negociación y reconstrucción postconflicto.

“Sin embargo, cuando se negocia la paz, son los combatientes quienes tienen un lugar privilegiado en las mesas de negociación”, mientras que la participación de las mujeres “sigue siendo baja en todos los espacios de decisión política”, afirmó la subdirectora del Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para el desarrollo de la Mujer (UNIFEM), Joanne Sandler.

Rosaline Mccarthy, representante de movimientos de mujeres en Sierra Leona, expresó que “las mujeres siempre llevan la peor parte de la guerra, porque son las esposas de los guerreros o las viudas o las mujeres desplazadas que quedan con todo el peso de la familia”.

Por ese motivo, añade, también deben “participar en los procesos de paz y presionar a los actores armados para que negocien por la vía del diálogo”.

Partiendo del hecho de que el 90 por ciento de las víctimas de los conflictos armados son población civil, es urgente la puesta en marcha y el fortalecimiento de proyectos de protección de todas estas personas, advirtieron las mujeres pacifistas.

Dichas iniciativas, deberían proteger a las víctimas de los países que viven una guerra y también a las mujeres que han sufrido violencia sexual y psicológica procedentes de países que pasan por una etapa de postconflicto y reconstrucción.

Específicamente en el caso de Colombia, se destacó el hecho de que cada vez son más las mujeres y hombres que se movilizan por la paz en esa región latinoamericana donde el gobierno invierte gran parte del presupuesto en un conflicto armado que lleva décadas, mientras que el 60% de la población vive en situación de pobreza.

Es el caso del movimiento Ruta Pacífica de Mujeres, coorganizadora del encuentro junto al Movimiento de Mujeres contra la Guerra y la Iniciativa de Mujeres Colombianas por la Paz que en octubre del año pasado, reunió a cerca de 4 mil mujeres de todo el mundo en una marcha por todo el país con el fin de denunciar los efectos de las fumigaciones en la vida de las mujeres y de las comunidades.

2004/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más